“Quisiera que me ayuden o expliquen lo que sucede en mi habitación”

Share

índicet65“Hola.
Quisiera que me ayuden o expliquen lo que sucede en mi habitación para poder tener un poco de paz.
Una mujer me atormenta en mis sueños y creo que también al despertar. Ahora lo explico bien.
Tengo sueños que estoy en mi habitación acostada en mi cama y de reojo puedo ver a una mujer al lado de mi cama, a veces arrodillada pero siempre como si saliera debajo de mi cama. Nunca la mire fijo porque me da miedo pero sé que me está mirando. Es una mirada fija y horrible, es como si en lugar de tener ojos tiene dos huecos muy grandes y negros. Repito, nunca la miré fijo solo de reojo, pero no noté que tuviera otros rasgos faciales.  La vez que más me asuste fue cuando además de estar al borde de mi cama, se subió y me agarró los pies e intentó morderlos. Enseguida me desperté pero me volví a dormir (como que solo abrí los ojos y los volví a cerrar). Volví al sueño y vi como una sombra o niebla negra muy grande me hablaba, no entendí mucho de lo que dijo, lo que entendí fue: Podrás matarme mil veces y seguiré apareciendo.
imagesoliyEse día mi mamá me llevó a hacer reiki porque le comenté lo que me pasó y después de eso me sentí mucho mejor. Tardó varios meses hasta que volvieron los sueños. Ahora les escribo porque me volví a asustar.  Esta noche soñé que estaba en un lugar y había mucha gente. Un lugar medio oscuro como si fuera iluminado con antorchas. Yo le rogaba a un hombre que por favor me dejara ir de ahí y el hombre me decía que no. Luego tenía que acostarme a dormir (en el sueño) pero estaba en una habitación sola con un colchón, unas sábanas, una puerta a mi izquierda y un pasillo profundo y negro que me empezó a dar miedo entonces decidí entrar por la puerta. Al entrar me encontré con toda mi familia, acostados en colchones pero ellos estaban todos juntos en esa habitación. Empiezo a pelear con ellos y al final se levanta un nene que no pude ver la cara, solo el cuerpo que me acompañó hasta la otro habitación de nuevo para arrastrar mi colchón donde estaban todos. Al empezar a arrastrarlo empecé a sentirme muy mal, con miedo y el niño me decía que no iba a pasar nada, igual me asusté y lo arrastré rápido hasta que entramos y me tiré al colchón tapándome con las sabanas y el niño se acostó atrás mío abrazándome muy fuerte. Todos en la habitación hicieron lo mismo y dijeron que no hagamos ruido o nos asomemos, el niño tenía miedo pero igual me hablaba un poco, le pedí que no hablara pero igual los hizo. Empezó a sentir una vibración en todo el cuerpo, más que nada en la espalda. Vi una sombra que entraba, como que estaba buscando a alguien. La vibración que sentía era como un radar. Cada vez que la sombra miraba donde estaba yo se ponía muy intensa. Llegó a ser tanto que pensé que me agarraba a mí, pero agarró al niño que enseguida se puso blanco, como luz y la sombra lo agarró del pecho y lo aplastó con mucha fuerza en el suelo.
Me desperté y sentía que alguien me estaba abrazando por la espalda con mucha fuerza lo que me dio mucho miedo hasta que decidí moverme y vi que no había nada. Necesito que me ayuden! que es todo eso?, a alguien le pasa?, por favor necesito saber qué puedo hacer!”

Responden Lala y Beatriz Ferreira:

Nuestras colaboradoras las gemelas Lala y Beatriz Ferreira
Nuestras colaboradoras las gemelas Lala y Beatriz Ferreira

Los sueños son fascinantes y misteriosos, siempre anuncian sucesos o reactivan recuerdos, es así como muchas historias surgen después de un sueño, incluyendo las pesadillas ya sea para prevenirnos de un hecho que está por ocurrir o vincularnos con algo del pasado.
No obstante la mayoría de las veces se relaciona con un problema interior, ciertos hechos, secretos que se teman sean descubiertos o costumbres que nos pueden inducir a sueños recurrentes con significativas imágenes que nos revelan, y mientras no los enfrentemos, seguirán visitándonos.
En el mundo onírico los sueños tienen diversas interpretaciones que juegan dos factores a resaltar, uno es el contexto, el otro son las circunstancias por las que atraviesa el soñador, y debido a su amplio matiz de significados y simbología solo se le puede aplicar los hechos circundantes de una manera subjetiva como solía decir nuestra vieja tía María Luisa de quien heredamos su antiguo “Libro de Sueños” que quizás nos ayude a interpretar y entender un poco esta enredada quimera, cuyo resultado esperamos despejen dudas.
Si se sueña con una mujer desconocida, anuncia nuevos encuentros, éxitos afectivos, pero nuestra lectora sueña con una mujer de fea apariencia con la que entabla una defensa, lo que trae pesares y preocupaciones, igualmente indica ruptura o separación, incluso contrariedades.
Las similitudes en los elementos siguen vinculándose, pues soñar con casas, por lo general están asociadas a diferentes significados; sexualidad, boda, y sobre todo asuntos familiares.  Pero soñar con habitaciones, quiere aflorar como nos encontramos por dentro, por lo que es importante recordar el entorno, ya que puertas y ventanas cerradas indican que estamos cerrados a nuevas emociones o situaciones.  La persona que sueña debe ser prudente pues es aviso de que alguien quiere conocer sus secretos de manera peligrosa.  Si dicha habitación está ordenada es buen presagio, pero al contrario surgirán complicaciones y altercados, se refiere mayormente a condiciones emocionales y secretos muy íntimos.
Si en sueños te dan un mordisco puede indicar nuestra susceptibilidad a que hieran nuestros sentimientos, suelen aparecer cuando estamos atravesando dificultades, perdidas familiares, rupturas o conflictos, pues alguien cercano puede hacer daño.  También se le puede relacionar con un recuerdo de infancia que nos afectó, o un hecho nostálgico, así como remordimientos por algún acontecimiento del pasado, repitiéndose así la misma condición con los anteriores elementos.  El morder previene de peligros tanto físicos como monetarios, si somos nosotros los que mordemos, es porque nos sentimos acosados o atacados por alguien en la vida real.  Puede que tengamos rabia o un odio contenido, sentimientos que nunca nos atreveríamos a expresar.  Es un mensaje para el que sueña quien debe cambiar una actitud negativa.
En el mundo onírico las sombras tienen ciertos significados, principalmente son nuestros temores, el lado oscuro del soñante que oculta algo, o alberga sentimientos que se consideran negativos, pues en muchas pesadillas estas sombras intentan atacarnos, poseernos o simplemente nos siguen.  Su aparición indica que nuestros aspectos oscuros están saliendo a la luz, ya sean: celos, egoísmos, o estamos haciendo algo en las sombras, alguna falta de sinceridad, así como también un periodo de miedo e inquietud, o estar relacionados con gente mentirosa, no obstante en el fondo es una lucha interior, un conflicto para enterrar viejos recuerdos o acciones dolorosas que negamos.
La Niebla es el símbolo de lo indeterminado, de una etapa de transición entre dos fases, en la cuales las antiguas formas se deshacen y las nuevas formas todavía no se hallan claramente definidas.  Esta niebla indica tristeza, oscuridad, dificultad para tomar decisiones, quien sueña con ella tiene muchos problemas y serias dificultades para resolverlos, y si no se toman las precauciones, pronto caerá en desprestigio, o sus planes y proyectos serán amenazados, incluso puede ser víctima de engaño, nos muestra el deseo de evitar ser vistos por los demás, de ocultar nuestras acciones y sentimientos.
Soñar con un lugar alumbrado con antorchas encendidas es buen augurio siempre y cuando el soñante lleve la antorcha, porque si es en manos ajenas, significa que otros descubrirán nuestro secreto o el mal o equivocación que se ha hecho y que se sufrirá el correspondiente castigo.
Suéñese lo que se sueñe, los niños representan la vuelta a la infancia, nuestra inocencia, pureza y simplicidad.  Indican nuevas oportunidades, pero si el niño llora, anuncia enfermedad, si está herido, problemas para afrontar una realidad, proyectos no realizados, y si le sucede algo a un niño, indica que nuestro bienestar se verá amenazado, y tendremos problemas con falsos amigos.
Puede que en algún momento de nuestras vidas, por distintas razones tales como: perdida de un hijo, un ser querido, de trabajo o de amor, aparezcan en nuestros sueños niños, están indicando el futuro.  Son como guías que dicen qué pasa dentro de nosotros, pero, a la vez, ponen en relieve la fuerza que hay en nuestro interior para superar los problemas.

Share

Share

Related posts

Leave a Comment

15 − seis =