¿Qué harías si alguien al borde de la muerte te transfiere sus dones sobrenaturales?, por Denitze Veludo

Mamen es una medium española que hace algún tiempo colabora con el grupo Venezolano de investigaciones paranormales, Círculo de Miedo. Su misión es guiar a los espíritus que se le presentan y las almas perdidas a la luz, además de transmitir los mensajes que estos seres fallecidos le hacen llegar.

-Todo ocurre por algo y tu ángel nos ha juntado; por cierto es alguien muy joven, quizás unos siete u ocho años… -Continúa ella amablemente respondiendo a mi aluvión de preguntas.

-¡Me señala que falleció por un problema en la cabeza! -Impresionada, pues ya sé de quién me está hablando, le contesto:

-¡Dios, Pobrecito!

-Viste pantalón azul y chaquetica calada blanca.

-¿Pero yo lo conocí? -Continúo inquisidora.

-Lleva calcetines blancos y sí le conociste… Es un familiar tuyo y va con una señora mayor, de mediana estatura, discreta, guapa, piel blanca, pelo cano, retirado de la cara; cara muy despejada… Se queda en segundo plano; hay consanguinidad porque cubre tu lado derecho; ella transmite felicidad, dice que ¡por fin pudo quitarse el luto!

-Es mi tatarabuela a quien sí conocí y recuerdo perfectamente, se llamaba Mercedes. -Sigo con mi asombro y agradecida por su don, pues los detalles son impresionantes aunque yo me encuentro al otro lado del charco.

-Los veo nítidos, ellos me transmiten y los recibo con sus timbres de voz. Las fotografías es donde mejor se plasman y en el hospital en el que trabajo, mis guías me avisan cuando alguien ha pasado al otro plano… ¡Si vieras las de almas pululando por los pasillos!

-Cuéntame un poco más de ti Mamen, ¿cómo percibías las cosas antes de recibir este don?

-Mi vida era con sueños premonitorios e infinidad de detalles a los que no daba importancia porque simplemente no sabía leer el más allá. Una enfermita mía, que me tomó mucho aprecio y que era meiga, es decir, tenía poderes sobrenaturales, cuando estaba próxima a morir ella me llamó a su habitación 407, cama 02 y me confesó que yo era su elegida para tomar su poder, pues yo era un ángel y un alma pura y sabía que jamás haría negocio de esto. Me tomó la mano; hizo un decreto, volvió a apretarme la mano y falleció… Esa señora murió aquella noche cogida de mi mano y a partir de ese momento todo cambió. Continuas presencias de formas humanas e incluso ruidos de esa habitación estando la planta cerrada por obras.

-Interesante y muy misteriosa la forma en la que recibiste este don Mamen…

-Aquella mujer no podía morir si no transfería su don, eso ocurrió en cartagena, España. Ella lo había recibido de niña y debía legarlo a alguien elegido y me eligió a mi. Ella quiso que yo la amortajara y así lo hice.

-Entiendo, te eligió y luego de fallecer tu la amortajaste y ¿por casualidad tuviste que velar su cuerpo o hacer algo más durante su funeral?

-No, yo era la enfermera de planta y ella me hizo llamar estando yo librando para darme su poder. La amortajé y me marché, pero al mes se cerró esa planta por reformas y yo me quedé llevando la 3 y la 5. Era enfermera de noche, yo establecía mi control en la 3, pero si me llamaban de la 5, mi auxiliar me lo notificaba y subía, siempre por las escaleras. Muchas noches, cuando subía a la 5 veía un reflejo de luz por debajo de la puerta 407, pero yo era miedosa aún y cuando hubo que abrirse la planta… ¡fue espeluznante! El celador abrió las puertas con sus llaves delante de la auxiliar y de mí, empezamos abriéndolas por la 401, 402, 403, 404, 405, 406… y cuando llegamos a la 407, estaba cerrada con llave y dentro se oía un somier, ¡como si alguien se estuviese moviendo! Pensamos que era el celador para asustarnos, entonces probó la auxiliar de nuevo a abrir y no pudo, luego probé yo ¡y la puerta estaba abierta! Al entrar no había somier ni cama… Pero sí se olía el perfume que usaba Casilda… Edén de cacharel.

-¡Impresionante la verdad!

-Otra noche me llaman de una habitación… 403. Salgo de mi control y hacía una L hacia el pasillo y frente a mi, en una salita, una persona sentada con bata de casa a cuadros, zapatillas de casa y la mano apoyada en la rodilla derecha, sujetándose la cara, con lo cual yo no podía verle la cara. Entonces dije: Buenas noches. Me respondió y fui a la 403, pero al volver ya no estaba. A la noche siguiente la misma persona… la misma postura… ¡todo igual! Entonces, me acerqué a él… ¡Bufff, jamás lo olvidaré! Le pregunté: De qué habitación es usted? Me respondió: _De la 102… y me señaló al fondo del pasillo… cerrado desde hacía 20 años y que se llamaba la zona de particulares… ¡Impactante! Luego entré a control, pero cuando salí ¡no estaba allí!

Indagué y era un hospital de monjas con todas las historias de los enfermos con sus fotos. Busqué y este señor había muerto en esa habitación… Era un sacerdote!

erretFotografía original, tomada por el grupo Círculo de Miedo durante la investigación de manifestaciones paranormales en la casa de una de nuestras periodistas colaboradoras. Se refleja en el borde derecho del espejo la imagen de un hombre a quien no se le conoce y quien por supuesto, jamás estuvo en la casa durante la investigación…

Share

Related posts

Leave a Comment

diecinueve + 18 =