Cheste (II): Experiencias con lo paranormal

Cheste (II): Experiencias con lo paranormal
Share

En mi andadura por esos lugares en donde el misterio posiblemente habita, he encontrado numerosos enclaves “que hacen sentir”. El ya mítico Hospital del Tórax en Tarrassa o el Sanatorio de Agramonte parecen albergar en su interior, como si de impregnaciones se tratase, el llanto y la desesperación de quienes murieron o padecieron penosas enfermedades. El como sucede esto sigue siendo un interrogante en nuestros días, como investigadores de fenómenos anómalos debemos plantearnos preguntas, pero la respuesta vendrá con el tiempo de la voz de la ciencia.

“El fenómeno paranormal es una realidad que ya pocos niegan, otra cosa es saber acerca de su procedencia o naturaleza, no es algo sobrenatural, si no algo para lo que de momento no tenemos una respuesta razonable”.

Cada lugar que visito tiene su “algo” especial y sus sensaciones, pero desde que en el verano del 2012 visitase Valencia y mí buena amiga y sensitiva Maru, me enseñase el Psiquiátrico de Cheste, mí concepción de estos lugares ha variado, y Cheste aparece en un puesto destacado en mí personal ranking de lugares con misterio.

Parece que su historia quiera ser cubierta por el halo del olvido, apenas hay información ni datos sobre sus días de funcionamiento y cierre. Desde aquí he de romper una lanza en favor de quienes se dedicaron en cuerpo y mente a la medicina en este lugar y no enturbiar su recuerdo y buen hacer con leyendas que de momento no pueden ser probadas, pero tanto se habla de ellas que seguramente tienen su trasfondo de veracidad, aun cuando el tiempo y el pasar de boca a oído las hayan deformado.

Un incendio al parecer provocado, acabó con la vida de varios niños internados. Voces fantasmales, apariciones y sombras aseguran haber sido vistas y oídas por trabajadores durante la construcción del nuevo psiquiátrico, justo frente al antiguo, del cual solo se llegó a edificar la estructura de hormigón, al parecer la obra fue parada por numerosos accidentes ocasionados por las visiones fantasmales y las voces espectrales, aunque otros tantos aseguran que las obras se paralizaron por motivos políticos que en muchas ocasiones no acabamos de comprender, pero lo cierto es que una estructura de gran coste, ahí está, sin ser acabada.

 

“Es prácticamente imposible no “sentir” cuando uno se adentra en este lugar, sus pasadizos quemados, las paredes acolchadas, sus angostas escaleras y sus numerosas dependencias, son lugares idóneos para que habite el misterio”.

Un hospital que trató enfermedades mentales y en donde gran parte de sus internos eran niños. Según la teoría de las impregnaciones e infestaciones, los lugares pueden albergar y mantener rastros energéticos de momentos vividos con una especial emotividad, sin embargo ¿Qué se le pasa por la mente a un enfermo mental? Seguramente la concepción de la realidad en estos enfermos sea diferente, pero con total seguridad sufren igual o quien sabe si más que quienes denominamos como “normales” Por lo que me pregunto si las impregnaciones en este lugar no están más vigentes y de especial manera.

Desde mis inicios en el mundo de la investigación paranormal he ido probando métodos, antaño experimenté con el mal llamado “juego de la ouija” pero los resultados eran demasiado ambiguos, prácticamente no aportaban nada a los casos y sus respuestas eran erróneas en gran parte de las ocasiones y falsas en otros tantos casos, con lo que con el tiempo he dejado de usar un sistema que aparte de morbo, poco me ha aportado en la investigación, además hay que sumarle la gran dificultad para comprobar los datos y mensajes que se nos da.

Pero es necesario asegurase de los sistemas antes de descartarlos y si uno no funciona experimentar con otro, así que en la actualidad intento en la medida que me es posible, el trabajo de investigación con sensitivos, aunque no toda persona que dice poseer cualidades especiales, es así en realidad, sé que es un sistema que para muchos no ofrece garantías e incluso tachan de “invenciones mentales” cuanto estas personas dicen percibir, pero lo cierto es que en cualquier fenómeno paranormal está presente la mente, y con esto no digo ni afirmo que el fenómeno sea provocado por las personas, pero sí que la mente de estas “juega” un papel crucial y muy posiblemente bajo determinadas circunstancias sea el interruptor que abra la comunicación entre varias realidades. No hay que olvidar que la precognición, la telepatía o la videncia son disciplinas perfectamente tipificadas por la parapsicología.

“En esta visita al abandonado psiquiátrico de Cheste volví a sentir aquella especie de sensación de sentirme observado, como si una indeterminada cantidad de miradas se clavasen en nosotros y observasen nuestros actos”.

La sugestión es inherente en este lugar, pues todo invita a ella, las paredes, la gran cantidad de bañeras, muchas de ellas de pequeño tamaño para los infantes y salas en donde aparecen dibujos de clásicos personajes para niños. Un angosto lugar, tenebroso y oscuro pero que a la vez parece albergar vida, y esta desde algún lugar del espacio tiempo creemos escuchar en nuestra mente.

En su interior parecen escucharse gritos mudos, es decir, que solo retumban en nuestra mente, sin embargo el experimentar con Maru, sensitiva, llevó la investigación y las vivencias en este lugar por derroteros que poco podía imaginar.

Su forma de experimentar es “Llamarlos” posicionarse en un lugar en donde le dicten sus sensaciones y allí, en silencio llamar y esperar una respuesta. Esta puede llegar de la manera menos pensada, en forma de visiones mentales, difíciles de corroborar o en efectos físicos, a veces sutiles y otras veces de gran trascendencia.

“Ésta es la principal virtud de la experimentación con sensitivos, cuando pasan de sensaciones mentales a producir o a intentar conexionar con algo desconocido produciendo efectos físicos”.

La cámara parecía captar unas especies de formaciones energéticas, de color oscuro en unas ocasiones y de color blanquecino en otras, según las indicaciones de Maru, son los diferentes tipos, digamos por llamarlos de alguna manera “entidades” o seres “espirituales” que se encuentran en diferentes grados, lo cual no implica que unos sean buenos y otros malos.

Las entidades no significan que vengan al ser llamadas, pues lo que en realidad sucede es que nunca se fueron, siempre están ahí, pero se comunican con quienes tienen capacidad para ello.

Para que un diálogo se de, es necesario que emisor y receptor estén de acuerdo, si una de las dos partes no acepta ser parte de ese diálogo, la comunicación resulta imposible, pues sería como hablar con uno mismo, pero en ocasiones estas supuestas entidades responden y se manifiestan.

Los lugares idóneos para esta comunicación se sitúan en varios puntos de este abandonado psiquiátrico, el patio de la planta baja en donde en el centro hay un árbol es uno de los lugares según la sensitiva en donde ha tenido mayores éxitos de comunicación, pero un patio cercano y algunas dependencias fueron también objeto y enclave de nuestras experimentaciones.

“Sea lo que sea que habita en este lugar, parecía responder con golpes…”

Sea lo que sea que habita en este lugar, parecía responder con golpes a nuestras peticiones o más bien a las peticiones de la sensitiva con golpes, en primera instancia estos “raps” los atribuimos a sonidos naturales provocados por alimañas, o por el propio estado ruinoso del edificio, pero cuando estas manifestaciones se suceden en varias ocasiones y siempre precedidas de las peticiones de Maru, el interrogante de si son manifestaciones anormales se desvanece.

Una gran presión sobre la cabeza nos invadió, reconozco que en una de las ocasiones finales de la experimentación en este lugar, casi estuve a punto de vomitar, pues la sensación de pesadez y de náuseas iba en aumento. Dicen que este tipo de sensaciones y mareos son habituales cuando nos encontramos con “presencias”

Por otra parte un mal estar que se desvaneció en breves instantes con solo salir del recinto.

Durante una de las experiencias de contacto de Maru, los ojos electrónicos mediante infrarrojos de la cámara de video observaban en todo momento para registrar cualquier posible anomalía.

“En unos fotogramas de la grabación, aparecen como dos esferas luminosas cruzar por delante de la sensitiva, en realidad desconozco su naturaleza, pero lo cierto es que algo desconocido parece activarse y responder ocasionalmente a la llamada de la sensitiva”.

Las variaciones de temperatura eran evidentes, como si estas supuestas entidades que ocasionalmente parecían seguirnos y acompañarnos necesitasen de algún tipo de energía, posiblemente del propio ambiente para manifestarse o para que de alguna manera las sintiéramos.

Como en tantas ocasiones cuando realizamos experiencias de este tipo algunas de las baterías perfectamente cargadas y revisadas, se descargaron de forma rápida e inusual, también esto en teoría es atribuible a determinados fenómenos desconocidos que habitan en estos lugares.

Casi al final de la experiencia y haciendo maru de guía del lugar, visitamos una dependencia en la primera planta con ventanas al exterior y unos aseos frente a nosotros, en un momento determinado, Maru exclama!:

“¡Vienen hacia aquí!”

En ese preciso momento unos ruidos metálicos invadieron la estancia, la grabadora y la cámara de video estaban sin batería, posiblemente por acción y efecto de lo quiera sea que habite en el lugar, pero los sonidos estridentes se escuchaban sin un origen determinado, parecía como si procediesen de delante nuestro, pero allí, frente a nosotros solo había una pared y los aseos, parecía como si alguien quisiera hacernos marchar, pensamos que alguien se encontraba en aquella habitación, pero allí no había nadie, al menos que pudiésemos ver con los sentidos normales.

“Una vez salimos al exterior, la agonía del sentimiento de nauseas y pesadez se desvaneció y recuperamos la normalidad”.

Insisto; el psiquiátrico de Cheste merece encontrase en puestos destacados de los lugares con verdadero misterio en nuestro país.

Share

Share

Related posts

One thought on “Cheste (II): Experiencias con lo paranormal

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Compartir En mi andadura por esos lugares en donde el misterio posiblemente habita, he encontrado numerosos enclaves “que hacen sentir”. El ya mítico Hospital del Tórax en Tarrassa o el Sanatorio de Agramonte parecen al……

Leave a Comment

quince + Trece =