“Me urge saber sobre mi madre fallecida”

Share

la-otra-vida-o-tras-la-muerteNo es fácil afrontar el duro trance de la muerte de un familiar. Ninguno parece que estamos preparados para ese duro momento. Muchos sois los que nos explicais  como aconteció todo y como os sentís despues de lo acontecido. Aquí hemos escogido tres testimonios recientes de otros tantos a los que trataremos da dar respuesta.

Andrea:

“Queria saber bueno un amigo que quise mucho se suicido en mayo de este año vivia al lado de mi casa por equis razones no le hable durante don años pero lo quise demaciado. Ayer fui a su casa a ver a sus hermanos pequeños por que estaban solitos los alimente y todo y lo senti todo el rato junto a mi. Hasta que me fui a mi casa senti que me tocaban la pierna y mi perra estaba muy inquieta por que pasa esto??
gracias”

Luis
“HOLA MUY BUENAS NOCHES LES ESCRIBO DE LA CIUDAD DE MEXICO QUISIERA HACER CONTACTO CON USTED ME URGE SABER HACERCA DE MI MADRE FALLECIDA TENGO LA SENSACION DE QUE ELLA ESTA TODAVIA EN CASA DE QUE MANERA PUEDO SABERLO Y QUE TAN MALO ES CONSERVAE SUS SENIZAS EN CASA GRACIAS QUEDO EN ESPERA”

Karla:

“Hola!! muy buen tarde, mi atrevimiento es escribirle por lo siguiente, acabamos de perder a mi madre, ella murió por enfermedad en un hospital, la verdad creo que los doctores ya no quisieron hacer mucho ademas de que todo lo que les decíamos para salvarla y prolongarle mas la vida nos cerraban las puertas, ahora bien conocí a una persona que es tarotista y sobre un sueño que tuvimos nos dijo que le pusiéramos una veladora anaranjada y le pidieramos a los ángeles que la guiaran, al parecer ella esta preocupada todavía por nosotros ya que estaba muy apegada a nostr@s y nosotr@s de alguna manera también a ella, amamos a nuestra madre ya que nos enseño a ver la vida de una manera diferente, principios, valores, todos madre, amiga, etc, ella de alguna manera tenia algún don especial aparte de ser líder nata. es difícil aceptar que ya no esta con notr@s y no verla, sentirla, escucharla, etc, yo me pregunto habrá sido ya su hora de partir somos católicos creemos en Dios, se que también el dijo ya es tu hora y quiero pensar que realmente fue él , por que también creo que los doctores ya no quisieron intentar mas, queremos darle la luz y la paz , no queremos que ella se quede penando, solo que no podemos dejarle de llorar, a pesar de que nos dijeron que ya no le lloráramos yo quiero salir corriendo y encontrarme con ella, creo que me falto demostrarle mas mi amor. también nos dijeron que ella se encuentra cansada y descontrolada, no queremos que pierda la luz, cuando ella era joven vio esta luz pero le dijeron que no era su hora y la regresaron, ella estuvo en estado catatónico y la regresaron en esta ocasión, dos de mis hermanos pensaron lo mismo, pero ninguno hicimos nada por ver si realmente ya estaba muerta, yo estuve presente y vi según yo se bronco aspiro , tome primeros auxilio y se que es difícil de sacar a los pacientes de este suceso, solo que no siento que los doctores se allá esforzado realmente para intentar mas, hasta podría decir que una enfermera provoco esto, solo que cuando esta uno en esta situación uno se bloquea y no preguntas y dices nada, nos conformamos con los que los doctores dijeron. le ponemos veladoras y seguimos rezando le , compramos un cirio anaranjado y veladoras azul, blanca y morada para darle luz y paz, pido a Dios que me de la oportunidad que en mi otra vida me la vuelva a poner como madre.Sabemos que no debemos hablar con ella por lo menos hasta el dos de noviembre, solo queremos darle mas luz y que este bien y descansando en paz”

 

La redacción de Hablemos de misterio responde:

Queridos amigos

Uno de los dolores másimages grandes del ser humano es el relacionado con el dolor de corazón. Y más hondo si cabe es el dolor cuando esta ausencia es provocada por la aparición en escena de la gran palabra tabú: “la muerte”.

Desde bien pequeños nuestros progenitores nos han enseñado multitud de valores y  enseñanzas, a la par que la sociedad hacía lo propio para prepararnos para nuestra futura vida como adultos. Sin embargo muy poco o nada parece que hemos aprendido de este gran y fatídico momento que  es enfrentarnos a esa gran palabra innombrable:  “la muerte” . Otras culturas y religiones como la hindú o la tibetana, más evolucionadas espiritualmente, parece que lo tienen bien integrado y aceptan con gran alegría y gratitud lo sucedido.

En nuestro mundo, aferrado a otros intereses materiales parece que nos cuesta reconocer que la muerte forma parte de la vida y nos cuesta aceptar que  los que se van lo hacen para formar parte de otro ciclo vital. Por ello, amigos, cuando os preguntáis si ellos estarán bien os estáis planteando realmente  las preguntas equivocadas. Naturalmente que están y estarán bien. Os podemos asegurar, sin dudarlo un ápice, que están mucho mejor que nosotros. Pues en el momento de morir el alma trasciende y se libera de su esclavitud con su cuerpo para volver  de nuevo allí a donde pertenece. Hemos de dejar de pensar desde nuestro punto de vista más terreno para aceptar que el destino del hombre pasa por completar un viaje con  retorno ( según los budistas), el de la vida y el de la muerte.

Por ello amigos, estad bien seguros que ellos están bien, y están como algún día todos estaremos, cerrando un ciclo, que es el el ciclo de nuestro aprendizaje aquí en la Tierra para emprender otro tipo de aprendizaje mucho más profundo y elevado.

Sois vosotros , lectores,  a través de vuestros relatos y experiencias únicas los que  nos explicais que  realmente “notáis” con vosotros a vuestros difuntos y efectivamente es así. El lazo de unión que se estableció con ellos es una unión “imperecedera” y que continuará en el tiempo y en el corazón. Por ello aquella frase de “los llevo en el corazón”. Reflexionad por vosotros mismos en el verdadero sentido de esta frase y os daréis cuenta que el amor por nuestros familiares atraviesa la barrera del espacio y tiempo y perdura incorruptible por muchos años ytiempo que pase. Tened bien presente que al iniciar el viaje de la muerte, ellos alcanzan la plenitud máxima como almas pero también se dan cuenta de nuestro sufrimiento. Por ello por unos días, e incluso durante unos meses son capaces de hacerse notar y hacerse sentir  como nunca antes entre nosotros de mil y una maneras. Hay testimonios que cuentan que alguien les toca el pelo, hay gente que ve moverse las fotografías, hay otros que cuentan extrañas casualidades… Todas y cada una de estas situaciones forman parte de su despedida y sirven para hacernos saber que ellos están ahí, que su espíritu perdura. Sus acciones sirven de alguna manera para ayudarnos a nosotros a aceptar su pérdida, por ello es bueno y aconsejable que interiormente o de palabra les digamos que aceptamos esta pérdida y aceptamos su marcha.

Durante un tiempo, y más al poco de fallecer, ellos son “receptivos” a nuestras peticiones y necesidades.  Sus respuestas a nuestras peticiones  vendrn condicionadas por como nosotros realmente nos encontremos. Lo hemos dicho ya alguna vez,  una de las vías más elegidas y preferidas por ellos para transmitirnos mensajes son los sueños. A través del mundo onírico nuestro ser es capaz de viajar a lo más profundo de nuestra conciencia recorriendo muchas veces estados o estadios difíciles de calificar donde dicen que se producen determinados contactos con esa otra realidad. Muchos son los testimonios que vosotros mismos nos habéis contado sobre como o de que manera hablabais con vuestros seres queridos en vuestros sueños, sintiendo una inconmensurable sensación de plenitud, calma y sosiego al despertar. Tened bien presente que ellos jamás utilizaran una vía de comunicación que pudiera “traumatizarnos”, o inquietarnos sobremanera, por ellos el soñar es una vía única e inmejorable para conectar con ellos.

Tened presente que no es fácil aceptar esta situación de pérdida y tan solo nos cabe la resignación o lo que es mejor, “la integración” en nuestras vidas de que este hecho ha sucedido y esto es así: “ellos se han ido”. Pero no debemos de verlo como algo traumático o negativo, todo lo contrario, hemos de verlo con positividad aunque nos cueste, pues la muerte ha de significar que nuestro querido ha alcanzado un estado superior, al que con el tiempo nosotros también alcanzaremos. Para ejemplarizarlo mejor, ellos “siguen estando” pero pasar a estar “en otro plano”.

No hay ningún problema con guardar las cenizas en nuestro hogar. Hemos de seguir en todo caso los dictados de nuestro corazón y si nos sentimos bien con ellas, bien recibidas en nuestra vida serán.

Y recordad que cuando os formuleis  preguntas, las respuestas siempre estarán  en vuestro interior.

Share

Share

Related posts

8 thoughts on ““Me urge saber sobre mi madre fallecida”

  1. Ale

    Quiero hablar con mi madre saber como esta se podra

  2. Sabrina

    Hola no se bien como llegue hasta aqui,ojala puedan responderme.Mi madre murio en marzo de este año y todavia sufro demasiado por su ausencia,daria todo por abrazarla de nuevo.Quisier hablar con ella aunque sea una ultima vez,se puede hacer eso? Y como lo hago sola?
    Una ultima pregunta¿sera que la volvere a ver?

  3. Holas es que mi mama murio hace 13 años y un dia soñe que ella estaba acostada en mi cama y ella me miro sonriendo pero se veia enferma trizte con lagrimas em los ojos no se que significaria eso

  4. saben todo es cierto, mi madre fallecio hace 4 años y nos parece a toda la familia que fue ayer, la sentimos en el corazon en el espacio que dejo en el hogar una tristeza tan grande, que nunca se podra llenar con nada, fue una madre ecepcional maravillosa, y le damos gracia a Dios por haberla tenenido como mama Rosita para todos nosotros, Yo sé que ella esta con todos nostros y nos cuida cada paso que damos. A mi hermano en Suesia lo fue a visitar y sentia que el sitio que estaba le parecia a ella un sitio tan tranquilo y con paz, y le gusto Ella es Rosita.

  5. hace un tiempo fallecio mi madre …desde entonces ciento que me ahogo aveces sueño que solo ella me entiende en este dolor de pecho que me da….estoy un poco obsecionada con su muerte y tambien la mia …unos dias antes de su fallecimiento hablamos de la muerte ..fue mucho el rato que le dedicamos a esta combersacion …yo le pregunte..¿¿¿como sera??’ y ella solo me miro …ese recuerdo me perturba un poco…aveces pienso que mi inconciente tuvo una sospecha que algo ocurriria….sera que su muerte fue repentina ….y todabia no la entiendo

  6. EULALIA FERREIRA GONCALVEZ

    Karla: Muchos dicen que el espíritu conserva su personalidad y que al pasar de un plano a otro oscurece momentáneamente sus facultades, luego es ayudado por sus seres queridos o seres espirituales, sobreviviendo a la muerte física, es así como unos irradian y otros absorben, y durante el proceso deben atravesar dudas, negación, materialismo y a las creencias en las que fueron educados. La pérdida de un ser querido puede generar una sensación traumática motivando escuchar su voz o verlo por un momento, igualmente pueden ser producidas por las drogas, el alcohol y por sobre todo los estados depresivos que alteran la percepción del mundo real. El miedo, dolor y la angustia pueden inducirnos a oír ruidos como voces o ver sombras. Hay varias etapas del duelo, entre ellas: negación, ira, depresión y aceptación, sin que exista un período de tiempo establecido para pasar por ellas, pues dichas emociones encontradas traen anhelo, rabia y depresión, mezclándose sin secuencia ordenada, por lo que unos pueden comenzar con un estado de rabia, otros con aceptación y en fin depende mucho de lo personal, ya que no hay una forma correcta o incorrecta de llorar una pérdida.
    Debes despedirla haciendo un altar con agua bendita, una vela, adicionar una fotografía, flores y algún objeto personal.

  7. EULALIA FERREIRA GONCALVEZ

    Luis: Casi todo el mundo teme a la muerte, pero teóricamente no es cosa a la que se deba temer, es cuando el cuerpo espiritual se separa del cuerpo físico de manera inconsciente, el espíritu tarda en separarse del cuerpo físico, por lo que se recomienda no ser enterrado ni incinerado inmediatamente después de la muerte, sin embargo el velatorio es indispensable. Es un proceso difícil que no todos saben llevar, la pena solo cambia con el tiempo, y aunque la muerte física es algo que todos debemos afrontar, muchos nos preguntamos si es realmente el fin o la transición hacia otro lugar.
    Debemos saber que el cuerpo físico, es la vida unida por la respiración a la atmósfera terrestre, el espíritu inmortal, por consiguiente está ligado a la tierra, es así como el cadáver debe volver a la tierra para ser recuperado por ella, no olviden que no es al cadáver al que hay que rendirle culto, sino a la esencia que ha dejado el ser desaparecido.
    Si hay algo delicado es tener las cenizas de un difunto en su catafalco, ya que si no se toman las medidas adecuadas, el lugar tomará la misma atmósfera de un camposanto, generando por si sola actividad paranormal, así mismo todo lo relacionado con los actos funerarios o velatorios, cruces, crespones, cosas de color negro, debido a que absorben energía.

  8. EULALIA FERREIRA GONCALVEZ

    Bonito articulo, sobre todo la parte donde habla que nuestros difuntos se comunican a través de los sueños.
    Andrea: A veces no son claros los mensajes porque el espíritu tiene dificultad en reunir sus pensamientos dispersos, se halla en un estado confuso, no es tan fácil y conciso como algunos imaginan, y siendo distintas las condiciones del otro lado puede ser un lenguaje simbólico y poco preciso, porque no se mueven en la misma dimensión debido a que el paso del tiempo no es el mismo para nosotros. Nuestros centros auditivos están menos desarrollados que los centros visuales por lo que los mensajes verbales resultan más difíciles de dar y recibir que los visuales que son captados por los animales. Durante los días después de la muerte, estas dificultades son muy grandes, especialmente en el caso de los suicidadas, ya que las personas que acaban de fallecer se sienten desorientadas e incapaces de comunicarse por el choque causado por la muerte.
    Si tu amigo se suicidó, te recomendamos encender una veladora y preguntar: Si hay algo que te deba perdonar, de mi parte queda perdonado. Si en algo te ofendí, te pido perdón, puedes marchar en paz.

Leave a Comment

seis + uno =