El fenómeno de las psicofonías

El fenómeno de las psicofonías
Share

El fenómeno de la psicofonía continúa siendo fuente de inspiración pues se trata del más directo y en ocasiones objetivo de todo el abanico de lo paranormal.
No es fácil entender que unas voces, por llamarlas de alguna manera, las cuales parecen surgir de la nada, se graben por sistemas convencionales, y más difícil aún para quienes como yo poseemos una formación técnico, pero lo cierto es que sucede y un fenómeno que aparece y está ahí, es un fenómeno objetivo, guste o incomode.

¿Son Voces?
Buena pregunta, entiendo por voz las modulaciones sonoras emitidas por un ser humano, así pues no estoy en condiciones de afirmarlo con rotundidad, lo que si es cierto es que determinados sonidos grabados, son interpretados como fonemas, es decir como palabras por varias personas, y esto es de vital importancia, que no se trate de la apreciación de una única persona y que sean varias quienes interpreten que se trata de una voz, pese a que el mensaje sea interpretado de forma diferente y cada persona crea escuchar una cosa diferente, punto al que volveremos más adelante.

¿Paraidolias?
Pues hay que reconocer que en muchas ocasiones sí, el cerebro tiende ha hacer reconocible lo que no lo es y ante ciertos indicios fabula el resto.

No les falta parte de razón a quienes acusan de buscar en donde no hay, de querer escuchar algo que no forma parte más que del ambiente o de ruidos de diferente índole que nada tienen que ver con las captaciones piscofónicas, querer escuchar donde no hay, pero este querer tan solo aparece en buscadores de intervenciones radiofónicas, buscadores de ego y morbo sin escrúpulos.

¿El equipo?
Mucho se ha hablado sobre este tema, y bien es cierto que registros se pueden obtener con cualquier equipo, sin embargo sigo pensando que se debería usar una o varias grabadoras de gran calidad y sobre todo bajo ruido, descartando de esta manera dictáfonos y móviles, ya que generan un gran ruido de fondo y con compresiones por debajo del mp3. La calidad de sonido ha de se buena y sobre todo capaz de identificar sonidos que de otra manera podrían pasar como registros.

¿Dónde experimentar?
Cualquier lugar es bueno siempre y cuando se sigan unas mínimas normas de seguridad teniendo siempre presente el sentido común, es decir lugares con excesivo ruido, ruidos residuales que posteriormente interfieran en un correcto análisis etc.
Tanto la experimentación en laboratorio como en lugares abiertos es buena, ya que cuantas más posibilidades, más datos a tener en cuenta, aunque es cierto que hasta el momento poca estadística se ha hecho al respecto ya que el fenómeno paranormal obedece a pocas reglas.

¿Nuestra mete?

Está claro que juega un papel crucial, por lo que se conoce de ella, de momento es aventurado el decir que estas voces provienen de ella puesto que el magnetismo y sistema eléctrico de nuestro cerebro no es suficiente para alterar de una forma tan dirigida a un equipo electrónico no sugestionable, haciéndole grabar algo concreto ya sea en modo analógico o digital. Por el momento puede resultar la misma “barbaridad” afirmar que estos registros provienen de la mente como decir que están producidos por los fallecidos, aún no hay pruebas consistentes de nada.
¿El origen?
Seguimos barajando las mismas hipótesis que antaño, un origen trascendental, anclado posiblemente en otras dimensiones, la mente y otros posibles orígenes, pero lo que parece evidente es que en numerosos registros, estas “voces” parecen mostrar cierta inteligencia contestando a cuestiones explícitas, lo que descarta la posibilidad de que se trate de interferencias electromagnéticas o producidas por ondas de radio.

¿El mensaje?
Personalmente sostengo que la psicofonía va mucho más allá del mensaje puesto que se han obtenido registros de todo tipo, respuestas coherentes, insultos, respuestas aparentemente espontáneas o sin sentido, “voces” ocasionales, en resumidas que nos enfrentamos a un abanico tan grande de mensajes que hacen muy difícil su estudio, lo más sencillo es en ocasiones lo más acertado y lo más lógico es verificar en la medida de lo posible estos mensajes psicotónicos, aunque personalmente me  intereso por el tono y timbre de estas voces, puesto que algunos registros obtenidos muestran tonos y timbres muy similares, pareciendo la misma “voz” siendo obtenidos en lugares muy diferentes, lo que parece claro es que de conectar con otra dimensión o realidad, esta se muestra muy parecida a la nuestra, con verdades y mentiras.

¿El por qué de los registros?
Una de las grandes preguntas sin respuesta, investigadores pioneros en nuestro país, como por ejemplo el tristemente desaparecido Sinesio Darnell, apuntaban a un mensaje de esperanza, como mostrando evidencias de una vida más allá de esta, pero haciendo caso al fenómeno y hasta lo que de momento he podido estudiar y experimentar sobre él, no encuentro suficiente base para tal afirmación, lo cierto es que el fenómeno de la psicofonía es real y objetivo en tanto y en cuanto aparece en las grabadoras y puede ser estudiado.

¿Por qué unos escuchan una cosa y otros, otra?
En realidad es sencillo, ya que no todos escuchamos igual y estos registros no están formados por una garganta y cuerdas vocales, es muy común que un oyente crea escuchar un mensaje y otro algo muy diferente puesto que el desgaste del oído y las frecuencias sonoras de una psicofonía pueden ser interpretadas como fonemas diferentes por cerebros diferentes, insisto, no todos escuchamos igual toda la amplia gama de frecuencias sonoras.

¿El análisis?
Hay que reconocer que validar un registro que no ha sido obtenido por uno mismo es un trabajo arduo y con pocas garantías, lo primero a tener en cuenta es quien ha obtenido el mismo y la reputación del investigador, para que una psicofonía sea considerada como tal (en gran parte de los casos) esta ha de ser interpretada como “voces, sonidos o palabras” por diferentes personas, aun cuando discrepen en el mensaje, hay que ser serios y recordar al lector que hoy en día hay tecnología y programas suficientes para crear falsos registros, antaño era mucho más complicado. Se dice que un verdadero registro no ha de tener el componente de glotis, e incluso hay investigadores que afirman que las psicofonías van predecidas de algún sonido como forma de alertar, personalmente no puede establecer ningún patrón al respecto.

¿El peligro?
Como siempre en cuanto a lo paranormal se refiere el mayor peligro radica en nuestra mente y nuestra sugestionabilidad. Experimentar cualquier variante de lo paranormal implica que un fenómeno puede ser desencadenante de otro, pero en el caso de la psicofonía esto sucede en pocas ocasiones.

¿Sensitivos y estados modificados de conciencia?
He llegado a valorar que ayudan y mucho, así mediante personas especialmente sensitivas o mediante experiencias que provoquen un estado modificado o semi modificado de conciencia, se obtienen, no puedo asegurar si más, pero sí mucho más claros. Resulta muy interesante el experimentar con sujetos en estado de trance.
No hay que olvidar que sin mente no hay registro (en mí opinión) por lo tanto esta juega un papel crucial.

¿Intencionalidad?
Hay quienes hablan de obtención de registros con grabadoras desprovistas de micrófonos, personalmente no he obtenido ningún registro mediante este sistema y lo poco que he escuchado de quienes han experimentado este sistema no me ofrece demasiadas garantías.
Las experiencias de “Doble ciego” de grabaciones temporizadas con ausencia del experimentador parecen evidenciar que la mente no influye, pero nos estamos olvidando de algo crucial, la intencionalidad como vía de apertura para un diálogo psicofónico, aún cuando el experimentador marche y no se halle presente durante la captación de registros, la intencionalidad ya se ha puesto de manifiesto justo en el momento de programar los equipos. La intencionalidad así mismo explicaría el por que unos captan registros con unos mensajes o con otros, por ejemplo el caso de Belchite, en donde muchos aseguran haber captado los ecos de la guerra civil española, pues bien muchos ya van pre dispuestos a ello, en cambio quienes vamos con una mente más neutral, aparecen registros que para nada se relacionan con la tragedia.
Muchos hemos grabado por ejemplo música en aquellas ya en desuso cintas de K7, pero aunque este fenómeno se puede dar de forma ocasional, en la mayoría de los casos solo aparece cuando hay intención de registrarlos.

Pese a quien pese, el fenómeno de las voces paranormales, es real y para nada se trata de interferencias radiofónicas, eso sí, este fenómeno perfectamente es una interferencia, puesto que interfiere durante una grabación.

Share

Share

Related posts

Leave a Comment

2 × tres =