Sesion Ouija

Sesion Ouija
Share

Con nuestro equipo de expedicionarios formado por Oscar Escobar, Rupert, Ana FG, Rafael Mariscal, Cristina e Ivan Campos realizamos unas serie de sesiones Ouija en una escuela abandonada, lugar plagado de leyendas.

Ansiosos de posibles respuestas y con muchas ganas de experimentar iniciamos la jornada realizando  unas sesiones Ouija. Las respuestas fueron al principio  fascinantes pero no hay que confiarse ya que   la mayoría de veces la tabla Ouija miente y juega con la mente de los participantes. Es importante en este sentido no seguir al pie de la letra las instrucciones o comentarios que nos pueda comunicar la Ouija. Muchos han sido los casos de jóvenes que se han dejado influir o sugestionar por lo que ha ocurrido en este tipo de sesiones acabando muchos de ellos con ayuda psiquiátrica.

Son muchos los que se adentran en éste enigmático mundo de la Ouija careciendo de un mínimo de conocimientos imprescindibles que puede hacer de la sesión de Ouija un auténtico trauma para sus participantes. Practicar la Ouija puede llegar a ser muy peligroso si la sesión no está orientada por un experto y conocedor en la materia que calme los ánimos y la excitación de los concurrentes.

Las sesiones de Ouija se practican normalmente en lugares muy tranquilos alrededor de una mesa y con un mínimo de cuatro participantes, lo cual no implica una norma general. Usualmente se elige una habitación tranquila, no obstante, los más osados prefieren practicarla en lugares abandonados, cementerios y otros tétricos lugares.

Los participantes deben de concurrir a las sesiones de Ouija con un mínimo de seguridad y confianza, no deben acudir con miedo y tomarse la sesión como un pasatiempo más, dejarse dominar por el supuesto contacto puede traer graves consecuencias. El número aconsejable de participantes suele ser de cuatro aunque a las sesiones se puede acudir en calidad de observador para aquellos a los que la práctica de la Ouija no les resulta atractiva o no desean participar.

Algunas personas se refieren a la Ouija como el tablero maldito, otras hablan de fraudes relacionados con esta controvertida tabla. Sean o no ciertas las miles de   historias  ( unas buenas y otras malas) que se cuentan,  lo es cierto es que todas ellas tienen un denominador común: casi siempre existe  el temor como telón de fondo. De hecho existen una gran variedad de historias relativas a la leyenda negra de la Ouija,  historias que han sembrado temor y creado miedos psicológicos entre sus participantes, miedos que luego se manifiestan de la forma más insospechada.

Creer en la veracidad de los mensajes recibidos con la Ouija es una cuestión de fe ciega. Sin embargo habría que ser imparciales y plantearnos la experiencia como lo que es, un experimento.

Cierto es que en muchas ocasiones la entidad contactada parece conocernos bastante bien y puede suceder que ello haga creer a los participantes que todo  lo que se esta mencionando  es verdad. No obstante es importante en este sentido no perder de vista nunca la imparcialidad. ¿Y si quien moviera o impulsara intuitivamente el vaso u objeto fuera uno de los participantes? Puede suceder y así muchos lo plantean que tal vez  el master sea un reflejo del subconsciente colectivo o tal vez  el reflejo de los pensamientos de uno de los participantes activos en la sesión que conscientemente o inconscientemente así actue.

La Ouija no debe tomarse a broma aunque se asista a ella como un juego. Siempre es mejor asistir a la sesión mentalizados de que se trata de un experimento, una especie de trabajo de laboratorio.  No hay que dejarse sugestionar y jamás conseguir que la ficción se convierta en dura realidad.

En las sesiones de Ouija se suele contactar con diferentes entidades, unas dicen ser espíritus desencarnados que tratan de comunicar algo a sus familiares, otras dicen ser entidades extraterrestres con claro contenido ecologista-pacificadora y en otras el contactado es una entidad de otra dimensión. No obstante, en numerosas ocasiones el contacto se debe a un fraude, es decir a que el mensaje de la supuesta entidad es en realidad el mensaje de uno de los participantes o que simplemente la sugestión del mismo hace que psicoquinéticamente se mueva la tablilla. Menos interesante es la que justifica el movimiento de la tablilla atribuyéndolos a los ángeles o a los demonios.

Consejos prácticos a quienes se inician en la Ouija:

1.Comenzar las sesiones guiados por un conocedor de la tabla Ouija.

2.No permitir practicar a menores.

3.Utilizar un vaso de cristal antes que materiales plásticos.

4.Tranquilidad mental y por lo tanto no dejarse llevar por los mensajes de lo que debería ser un juego.

Las fuerzas del bajo astral, las fuerzas elementales, los desencarnados o los espíritus, son entidades que moran entre los tableros de la Ouija pero quizás el verdadero peligro está dentro de nuestras propias mentes.

fuente: revista Magic

Share

Share

Related posts

3 thoughts on “Sesion Ouija

  1. Lala y Beatriz Ferreira

    Interesante articulo, el tablero o telegrafo de los muertos, es para entrar en contacto con los espiritus a traves del abecedario que lo conforman, pero como todo, no solo espiritus de muertos cruzan el umbral, sino tambien demonios y otras entidades, por ello es muy importante tener proteccion y saber a quien llamamos y que estamos haciendo, y asi mismo saberlos despedir para que no se queden deambulando en nuestro entorno y acarrear danos colaterales.
    Se dice que cuando se es cuando se es materia, se entra muy rapidamente en contacto con los espiritus, lo que nosotros llamamos el don de hablar con los muertos, no todo el mundo lo posee, y es asi cuando se cree que la tabla oui-ja falla, pero si se puede entrar en comunicacion con el mundo del mas alla, solo hay que esperar el momento y el lugar que ellos dispongan.
    Lala y Beatriz (CIRCULO DE MIEDO)

  2. En Julio de 1989 practiqué la ouija en casa de una amiga de una amiga mía en Arroyo de la Miel. Eramos 4 veinteñaeras solteras y pedí contactar con el espíritu de mi madre, fallecida en 1981. Me dijo cosas de mi pasado que sólo conocía yo. Me predijo cosas que me sucedieron al mes siguiente en un pueblo en el que paré el coche accidentamente en un viaje al Norte de España. Acertó en todo lo que nos sucedió a las tres participantes, incluso acertó el nombre de los que después de varios años fueran nuestros esposos y a los que en aquel momento ni siquiera conocíamos. Incluso me dijo que un hermano mío, enfermo en aquella época se recuperaría y encontraría el amor de una paraguaya llamada Cristina. Ante eso nos reimos pues en 1989 en Málaga no habían llegado más que un puñado de argentinos del “corralito” además de los europeos que venían de turistas en verano. En 2007 mi hermano totalmente recuperado conoció a una paraguaya de ese nombre y aún continúan juntos. Al mes siguiente comprobé que en un viaje a León paré en un pueblo accidentalmente y allí me reencontré con Fernando, un vasco que conocí en 1977 y al que nunca había olvidado del todo. Entonces repetí la sesión de Ouija con un hermano mío, los dos sólos para contactar de nuevo con mi madre y preguntarle numeros de la bonoloto o primitiva para ganar dinero y el vaso ni se movió. Pero año tras año pude comprobar como acertó en todo lo que nos sucedió en el amor y que en esa primera experiencia que tuve con la Ouija, “alguien”, supuestamente el espíritu de mi mamá me había predicho.

Leave a Comment

1 + dieciseis =