Sant Jordi: Una historia diferente, por Judit Mística

Share

louiopA pocos días del emblemático 23 de febrero, un día singular en  muchas comunidades de España y en especial en Catalunya, hemos querido desde aquí rendir nuestro pequeño homenaje al Día de San Jorge. Una jornada especial que conmemora la supuesta muerte de este santo el 23 de abril  del año 303. En Cataluña por Sant Jordi (patrón de esta Comunidad) se celebra el día del libro y la rosa. Esto es, la tradición manda que se debe regalar una rosa a las damas y un libro para ellos, unos obsequios que enlazan directamente con la tradición. Coincide, por un lado, el hecho de que Sant Jordi sea desde el siglo XV el patrón de Cataluña; por otro, la famosa leyenda de San Jorge y el dragón; y, además, la antigua costumbre medieval de visitar la capilla de Sant Jordi del Palacio de la Generalitat, en donde se solía realizar una feria de rosas o “de los enamorados”. Por esta razón, Sant Jordi también es conocido como el patrón de los enamorados en Cataluña.

judit
Judit Mística
11
“Había una vez en una bella aldea…”

Nuestra colaboradora Judit, ha querido compartir con nosotros un bonito cuento de su autoría  para este día tan especial.

Sant Jordi, una historia diferente
Había una vez una aldea, donde todos los que allí vivían eran humildes trabajadores del campo. Todos vivían felices hasta que un día apareció un terrorífico y hambriento dragón que aterrizó a todos los habitantes del tranquilo pueblo. El terrible dragón cuando se mostró ante todos, los amenazó de comérselos para saciar su hambre, pues la terrible bestia  era enorme y estaba llena de ira.

33
“Un día apareció un terrorífico y hambriento dragón que aterrizó a todos los habitantes del tranquilo pueblo”.

Ante tal amenaza todo el pueblo se mostró terriblemente amenazado   y ni se atrevían  a salir de sus hogares  por temor a que el dragón acabara con sus vidas.  Tratando de buscar una solución, el pueblo le ofreció al dragón  el ganado, una ofrenda con tal de salvar las vidas humanas, pero el dragón lo rechazo, prefería comer humanos.
El  animal, el dragón  pensó:

-“¿Qué hay de malo en  comer personas?” Si las personas comen animales… ¿Cúal es la diferencia?”

22
“¡¡¡Ya solo queda la princesa!!! ¡Tenemos que hacer algo para evitar que se la coma, decían!! “.

Entonces la terrible bestia  llegó a un acuerdo con la gente de ese lugar. El acuerdo fue que cada semana le llevarían una muchacha joven y soltera, y así fue. Cada viernes le llevaban una mujercita para que éste la devorara sin piedad!! Iba pasando el tiempo, y las chicas cesaban en ese lugar… Cada vez quedaban menos muchachas y el pueblo volvió a preocuparse de nuevo…¡¡¡Ya solo queda la princesa!!! ¡Tenemos que hacer algo para evitar que se la coma, decían!!

índice
“Dicho caballero galán era Sant Jordi, ese era su nombre y era un victorioso!! “.

Quedaban pocos días para el fatídico viernes. Entonces el rey desesperado decidió acudir al mago más cercano, para salvar la vida a su amada hija. El mago miró a través de su bola mágica de cristal, para  averiguar quien podría acabar con esa horrible fiera y, como arte de magia,  apareció un apuesto caballero que luchaba contra dragones, salvando así a las chicas.  Dicho galán era Sant Jordi, ese  era su nombre y era un victorioso!! El rey no lo dudó ni un instante  y mandó a sus súbitos a buscarlo de inmediato!
Afortunadamente Sant Jordi al día siguiente fue al poblado para salvar a la bella princesa. De inmediato fue a buscar al dragón para enfrentarse a él y vencerlo. Después de una larga búsqueda, al fin encontró al animal. Sant Jordi se sorprendió cuando vio a ese gran dragón, ya que nunca había visto un dragón de tan grandes dimensiones, y tan fuerte… El guerrero dudó por un momento de que lo pudiera vencer. Cuando empezó la lucha Sant Jordi se dio cuenta de que no se equivocaba, de que tenía el rival más fuerte que se hubiera podido imaginar! En una larga y agotadora lucha, los dos quedaron mal heridos y el dragón consiguió escapar dejando al santo moribundo. El hombre enseguida tuvo atención medica, pero el dragón quedó  etrriblemente mal herido. Deambulaba moribundo y huyendo, temiendo por su vida. Estaba solo, perdido por los montes,  estaba tan débil que sufría grandes alucinaciones.  Cuando estaba casi muerto, su voz interior le habló…

-“¿Por qué te gusta comer personas? Ellos  también son seres vivos, y son capaces de sentir felicidad, son capaces de sentir dolor, son capaces de amar y de tener una familia… ¿Por qué solo piensas en saciar tu hambre? Ellos también tienen derecho a vivir… las personas son como los animales, solo cambia el cuerpo, pero el alma es la misma. ¿No hay otra opción que causar dolor?”

El animal empezó a reflexionar y a entender que si las personas luchan tanto por salvar sus vidas, a lo mejor si era verdad que también eran valiosas. Empezó a tener conciencia sobre eso y se dio cuenta del daño que había hecho, arrepintiéndose en lo mas profundo de su ser. Esa voz que le hablaba le dijo:

-“Te voy a dar una última oportunidad. No es tarde para aprender, la Madre Tierra te ofrece todos sus frutos, para alimentarte y curarte…. “

El dragón empezó a buscar comida en otro lugar y se dio cuenta de la cantidad de vegetales sabrosos que estaban a su disposición. Se dio cuenta que comiéndolos se curaba, se ponía mas fuerte, con mas energía, mas sano. Empezó a sentirse mejor consigo mismo, porque ya no causaba dolor. Cuando ya se sintió con las suficientes fuerzas, el dragón regresó al pueblo, se plantó fuera del castillo y empezó a gritar:

-“No tengáis miedo, he venido en son de paz!!”

Todos se asomaron con temor desde sus ventanas, y el dragón repitió:

-“No tengáis miedo solo os quiero pedir perdón por mi gran error! Me he dado cuenta que vosotros también queréis vivir, y he sido muy egoísta porque solo os veía como comida!! Ahora se que los vegetales son sabrosos, y decido alimentarme de ellos y no causar más muertes innecesarias”.

El rey le dijo :

-“¿Y como se que eso es verdad, cómo sabemos que nos podemos fiar?”

44
“El animal alzó el vuelo, y regresó con cientos de rosas en la boca”.

El animal alzó el vuelo, y regresó con cientos de rosas en la boca, tirándolas al suelo  dijo:

El rey vio ese acto de humildad por parte de ese animal y decidió perdonarlo, porque era un sabio y era consciente de la ignorancia del dragón. Fue capaz de perdonarlo porque vio que el dragón había crecido interiormente y sabía que nunca más cometería de nuevo ese gran error! Por supuesto la princesa y Sant Jordi se casaron, fueron felices y comieron ápices.

Cuento inventado por Judit T
Maestra de reiki, tarotista y tienda online
http://tiendaonlinesoteric.blogspot.com.es/

Share

Share

Related posts

One thought on “Sant Jordi: Una historia diferente, por Judit Mística

  1. Ana

    maravilloso!!! buena reflexion

Leave a Comment

3 × 1 =