Qué decir a alguien que dice: “Quiero acabar con mi vida”

Share

En Hablemos de misterio recibimos verdaderas peticiones de ayuda. Éstas son algunas de las muestras que recibimos a diario.

depresion-suicidio1-e1422624925683hliga
“Tengo 48 años, soy un muy buen trabajador, pero nunca fui reconocido en la empresa en la cual estuve ni con un muchas gracias, peor en lo economico, al contrario me recargaron de una forma brutal el trabajo, las presiones fueron no solo laborales sino sicologicas, todo lo malo que pasaba por irresponsabilidad de otras personas me las endosaban a mi, producto de lo cual mi autoestima se fue al suelo, pensaba que no sirvo para nada, a tal punto que decidi ir al psicólogo. Ya no pude sostener solo la situación, 8 meses de tratamiento, tuve que renunciar al trabajo, estuve bien al principio, pero ahora nuevamente me siento mal, volvieron las ideas, ya no quiero ir al psicólogo, qué debo hacer? Además a los 48 años para la sociedad pareceria que es una edad en la que ya no eres digno de seguir viviendo, por eso pienso que desapareciendo todo se calma”.

rosa
“Quiero terminar con mi vida, no tengo apoyo de mi familia, tampoco pareja y me siento muy sola, sin trabajo, ni afecto”.

pilar
“Hola mi madre querida falleció en abril de este año 2015 y lo estoy pasando muy mal, no quiero seguir viviendo pido mi muerte para poder estar a su lado lo estoy pasando muy muy mal lo unico que me consuela es MATARME no soporto la idea de que ella el.ser que mas amo ya no esta mezclo las pastillas del.siquiatra con alchol no me apetece seguir viviendo odio vivir lo unico que quiero es MORIR reunirme con mi madre un saludo”.

Teresa_Presenta_01Se me parte el alma cuando nos escribís contándonos que vuestra vida ya no tiene sentido y que os estáis planteando seriamente acabar con ella.  Muchas veces suelo responderos en privado pero debido al alto número de mails  que nos hacéis llegar es casi imposible atenderos individualmente, por lo que hemos elegido tres de las últimas peticiones de ayuda para así  con este artículo poder ayudar a todos aquellos que buscáis afanosamente encontar la luz al final del túnel.

Hay miles de razones por las que vivir, mejor dicho, miles no, rectifico,  existen infinitas razones por las que “dar la lata” en este universo y en los que hagan falta.

"Conviértete en la hormiga que poderosa alza el tronco  por encima de las dificultades"
“Conviértete en la hormiga que poderosa alza el tronco por encima de las dificultades”

Crisis existenciales casi todo el mundo ha padecido alguna vez a lo largo de su vida y  forman parte del recorrido vital de la persona.  Sea la que sea la circunstancia que os ha llevado hasta este punto jamás este motivo debe ir por delante de vosotros.
Os pido que leáis atentamente  los siguientes puntos.

1. Pedir ayuda. El hecho de que nos escribas es buena señal, eso significa que estas pididiendo ayuda, significa que estas lanzando un SOS porque quieres y necesitas una solución a tu problemática, es decir, que tu mismo/a crees que realmente existe una posible salida al dilema que estas viviendo. Convéncete  ASÍ ES, EXISTE UNA SOLUCIÓN  y ésta no pasa jamás de los jamases por el suicidio.

Ahora se sabe que muchas de las personas que quieren suicidarse buscan información al respecto en internet y esa búsqueda denota sus ganas y su interés por saber qué les está sucediendo.

Es obligatorio en este caso pedir ayuda a vuestros amigos, familiares y sobretodo, es imperativo acudir al médico con gran celeridad. Pedid ayuda  sin vergüenza,  ni timidez. Hablar con un especialista  y el poder explicarle qué  os ocurre os dará  alivio y allanará el camino aportando una verdadera solución a vuestras vidas.

Pensad que la idea de suicidio pueden estar motivadas por un desajuste  químico u hormonal, así que fácilmente puede arreglarse.

Ten en cuenta  que principalmente esta idea obsesiva  que últimamente te ronda puede estar motivada por:
Factores neuroquímicos.  Un deficit de vitaminas, un desajuste en vuestros niveles de litio, un fallo en los  inhibidores de la monoaminooxidasa,  un exceso de aminas biogénicas o desajstes varios relacionados con la serotonina, la dopamina o la  norepinefrina  pueden haber provocado o agudizado una depresión o un estado emocional  realmente bajo.

Un claro ejemplo de que el factor neuroquímico puede incidir negativamente en nuestras conductas  es, por ejemplo, el llamado Síndrome menstrual (SPM) que padecen algunas  mujeres. Durante días previos al ciclo menstrual los desajustes hormonales pueden inducir a conductas depresivas a algunas mujeres aquejadas de este mal.  De hecho algunas mujeres con síndrome disfórico premenstrual han tenido pensamientos suicidas.

Factores ambientales. Circunstancias varias como  algún trágico desenlace ocurrido en vuestras vidas ( muerte de familiar, deshaucio, ruina etc) que el inviduo se ve incapaz de superar o asumir.

Las adicciones o  la toma de ciertas substancias como drogas, alcohol etc.

En todas las opciones, tanto si la razón es “física” o no, o si es motivado por una adicción,  “Siempre” existe una solución.

"En un  terreno pedregoso también puede crecer una flor"
“En un terreno pedregoso también puede crecer una flor”

2. Nada es para siempre. Pensad que la desesperanza, el dolor y el vacío son estados temporales, no son permanentes. Todo pasa tarde o temprano por eso es importante que “cambies”  el chip , dando un giro de 360 grados a tu estado anímico. Piensa en todo aquello que te complace y te alegra. Date el capricho que vuestro cuerpo y mente te están pidiendo a gritos. Necesitas una dosis de felicidad urgentemente así que es el momento de darte un masaje, de ver una película divertida o escuchar tu música favorita etc. Piensa que la música es capaz de cambiar nuestro estado de ánimo así que no lo dudes y pon música que te  gusta y que sabes que te activa positivamente. Además, no te olvides de la labor del médico. Un facultativo te podrá recetar algún medicamento para restablecer vuestros niveles de serotonina y equilibrar vuestro estado anímico.

3. Dormir es sanador. Duerme lo que necesites y más. Dormir es un relajante natural. No en vano dicen que para  tomar las mejores decisiones siempre es mejor  después de consultar con la almohada. Después de un sueño conciliador seguro que lo ves de otra manera

4. Hay tantos problemas como soluciones. Amplia tu perspectiva de las cosas y prueba a  cambiar tu punto de vista. Ver el lado negativo de las cosas no va a portar ninguna solución a tus problemas ni  va a  lograr que cambies nada. Sin embargo, una visión optimista del asunto te dara más opciones siempre. Por eso analiza lo que pasa y escribe en un papel todas las posibles soluciones “positivas”.

5. Aprendizaje. Todos lo más nefasto y fatal que nos puede ocurrir en nuestras vidas, todas las calamidades que te puedas imaginar nos hacen más fuertes. Superarlas significa afrontarlas y esa victoria significa ser claramente más sabios que antes. Superar el momento actual te va a hacer que crezcas como persona, sobretodo a nivel espiritual. Tal vez esto que te esta sucediendo es una pequeña prueba para que al final aprendas a quererte y a valorarte, un punto de partida necesario para afrontar cualquier obstáculo.

6. Deja ya de pensar solo en ti.  Las ideas fijas de suicidio se centran demasiado en el egocentrismo del individuo que solo se ve a si mismo padeciendo y sufriendo. Deja de pensar “negativamente ” en ti y en tus miserias y trata de trasladar tu punto de interés a otra causa, a otras personas, a la naturaleza  o a los  animales. Cuidar de niños pequeños, personas desfavorecidas  o  enfermas, ayudar a colectivos o cuidar a una mascota pueden transformar vuestro mundo completamente.

Gato
Los animales como perros o gatos son sanadores naturales por excelencia

Los animales como perros o gatos son sanadores naturales por excelencia, nos curan el alma y nos sanan las emociones. Una simple caricia  o contemplar su carita reclamando cariño pueden obrar el milagro. Visitad por ejemplo una protectora de animales y observareis la cantidad de animales que hay deseando tener una oportunidad de vida a vuestro lado. Sin duda los mejores amigos del hombre en situaciones duras y difíciles.

Pensar en ti  positivamente  significa pensar en ti para valorarte o  reafirmarte. Una mascota puede ayudarte en tu proceso.

7. Toma decisiones. La incertidumbre, la duda y el sufrimiento solo acrecentarán tu mal estar. Toma la decisión de cambiar ya tu estado de ánimo y para ello solo podrás tú y tu voluntad.

Share

Share

Related posts

6 thoughts on “Qué decir a alguien que dice: “Quiero acabar con mi vida”

  1. Yop

    Definitivamente creo que también hay un problema de ser víctimas. Queremos que alguien nos salve, aunque es un trabajo personal e interno. no sabemos cómo hacerlo? Queremos encontrar algo exterior que está en nuestro interior. Que pueda salvarno.

  2. Yop

    Yo a veces no quiero hacer nada. Pero se que así no puedo vivir y veo que si un día no estuviera mi mamá. No tengo nada ni a nadie. Tengo familia pero todos tienen su propia vida. Veo que solo soy una carga en la sociedad. Y que no puedo hacer nada bien. Algunas cosas si pero más son las que no ja ja ja ja ja ja. He ido varias veces al psicólogo pero como el problema es interno no hay modo de que me lo quite. Ahora por otro lado a veces pienso que pasaría si nos unieramos varios. Quizás lo que tenemos es miedo. Quizá hay ideas que hemos aprendido de llenar espectativas de otros, compararnos o la soledad. Pero si nos unieramos tal vez encontramos otra forma de ser felices en este mundo. Mientras acaba la vida.

  3. Help me

    La historia de mi vida es peor yo nací en el 2002 mis padres me querían y me cuidaban cuando cumplí 5 años me pegaron me pegaron sin piedad por cosas que decía mi hermana que nació en el 2003 que le pegaba y a mi siempre me pegaban sin poder decir nada fui creciendo con los años y confiando en la única persona en la que podía ver lo que yo sentía con todo el sufrimiento y sin donde ir un día ella murió en el 2007 y e tenido que soportar todo el dolor que me an causado nunca nadie de mi familia me ayudo nunca me preguntaron porque un día publiqué en Facebook que me quería suicidar por no poder aguantar todo el dolor en mi alma y lo que hicieron fue pegarme y obligarme a borrar el mensaje sin preguntarme ¿PORQUE? Si tan solo ellos me preguntaran me sentiría por fin querido y al día de hoy sigo vivo sin ningún motivo por el cual seguir viviendo y con ellos pegándome ¿Sigo con mi vida? ¿O terminó con todo el dolor que me causaron tantos años?

  4. Eulalia Ferreira

    Gracias amiga por tan excelente tema, creo que todos nos hemos sentido desilucionados, mas al pasar el tiempo, pero recuerdo algo que me marcó hace mucho tiempo, en un cumpleaños nos regalaron un libro llamado El Jardin del Amado, su autor, en la biografía relata que su misión en la vida la encontró cuando tenía 50 años, para aquel entonces me pareció que era muy lejano, hoy que tenemos 49 años lo hemos recordado mucho pues hemso encontrado algo que nos fascina, escribir.

  5. Muchas gracias Laura por tu comentario. Tu experiencia puede ayudar a muchas personas ya que en tu caso, como comentas, la idea estaba motivada por factores bioquímicos.

  6. Laura

    Yo también tuve ideas suicidas, y comencé a notar q venían d un momento a otro, pensé q podía ser trastorno bipolar, pero tenía miedo d consultar con un médico, ya q a mi madre le habían diagnosticado lo mismo, y terminó suicidándose. Mientras más dejaba pasar el tiempo el cuadro se agravaba. Una amiga me llevó urgente a la psicóloga, y en la terapia descubrimos q esos estados coincidían con las fechas previas a menstruar. Tomé coraje y consulté con mi ginecólogo, y me recetó un antihistamínico q tiene un componente q actúa como antidepresivo, ya q los antidepresivos comunes no me hacían efecto.
    Por otro lado, sepan que hay personas que realmente los aman, aunque cueste entenderlo en estos momentos, entonces pónganse en el lugar del otro…. Que pasaría si una persona a la que amamos se suicida? Qué sentiríamos los que quedamos vivos? Las preguntas, que nunca tendrán respuestas, nos atormentarían el resto d nuestras vidas, y el dolor es inmenso. Entonces, si realmente amamos a alguien, le haríamos semejante daño? Abrazos

Leave a Comment

trece + 6 =