Noche de difuntos y Halloween

Share

“Si algo nos aterra de forma excepcional es la muerte!”
Existen determinadas fechas durante el calendario durante las cuales, al parecer el mundo de los fallecidos se encuentra más cerca al de los vivos.

La palabra Halloween no significa más que “Víspera de todos los santos”, su origen nos viene de nuestros antepasados Celtas, la celebración del “Samaín” , el final de la época de las cosechas, final del verano, momento en que las tinieblas ganan la batalla al Sol.
En estos días los fallecidos vuelven al reino de los vivos para despedirse, y a estos se les honraba con comida y regalos, asimismo se entregaban ofrendas a Morrigu, reina de los demonios, para que los seres oscuros se mantuviesen alejados así como a Dagda, dios de la vida y la muerte.

En Galicia, cuna de brujería y meigas se celebran los magostos, con la castaña como protagonista, nuestros ancestros celtas creían que en la castaña habitaba el alma del difunto, comerla significaba liberar su alma.

En este día, pero sobre todo en esta noche de todos los Santos, las almas recorren nuestro mundo, seguramente una de las tradiciones o leyendas más populares se arraiga en la Santa Compaña, una procesión de muertos, de almas en pena que van a buscar a quien está a punto de fallecer y una vez que esto sucede, esta nueva alma se une a la procesión de difuntos.

La muerte es el único final cierto que nos espera, sin embargo posiblemente sea el  final de una realidad entre otras que debamos vivir, nuestra cultura aborda “la innombrable” como algo siniestro y sobre lo cual no se ha de hablar demasiado, pero otras culturas, diría yo, mucho más tolerantes con lo inevitable, en el día de difuntos, sacan sus enseres y se encaminan a los cementerios en donde comen, viven y honran a sus difuntos, de igual manera sucede durante los velatorios, culturas como la china entre otras, honran a quien parte con una despedida entre comida y eventos. Nuestros difuntos de alguna manera deberían estar presentes siempre, pero sobre todo en nuestros corazones.

10748796_298507517023427_1182338922_n
(Fuente de la imagen: http://www.santiagoturismo.es/2013/10/santa-compana.html)

No somos pocos quienes al menos atendemos como posibilidad que el fenómeno denominado como psicofonía en realidad se trate de las voces de los muertos, tal vez como para alertarnos de la existencia de un más allá, tal vez para decirnos que la muerte tan solo es un pasaje.
Durante una de mis experiencias, en esta ocasión mediante el tablero guija una voz parece alertarnos diciendo, contestando:
“Me has Pillado espabilado” seguramente la realidad de los difuntos, al menos esa supuesta interfase no sea tan diferente de nuestra realidad, existiendo en ella la verdad y la mentira.
En otra ocasión, en el abandonado psiquiátrico de Cheste en Valencia, una voz con tono metálico apunta a la Sensitiva Maru, “Moveros” justo cuando ella está buscando el mejor lugar para comunicarse con las supuestas entidades que en este vetusto centró, antaño psiquiátrico, habitan

 

Acerca de la ouija se ha comentado mucho y se apunta a la posibilidad de que nuestros fallecidos la usen para comunicarse con los vivos.

Uno de los participantes parece hacer de médium y canalizar los mensajes, tal vez una prueba más de la existencia de ese más allá, posiblemente el reino de los muertos, o posiblemente tan solo el poder desconocido de nuestra mente.

Es posible que determinadas personas con una especial sensitividad sean capaces de ver de alguna manera el paso de las almas, de ver esos seres que en algún momento estuvieron envueltos en un cuerpo físico, tal vez algunos animales también sean capaces de ese mismo “prodigio”
La leyenda de los Indios nos cuenta, que los búhos y lechuzas son capaces de ver el devenir de “las almas” de quienes ya no están entre nosotros, y cuando ello sucede, cantan.

10752155_298507543690091_1024936011_n

Sentimos la necesidad de creer en un más allá, la posibilidad de perder aquello que somos y no me refiero a nuestro cuerpo físico si no a nuestra esencia, nos aterra, las pruebas que parecen dilucidar en la existencia de una vida más allá de esta no nos convence del todo y sentimos un terror, un miedo atroz a la muerte, aunque lo más probable sea que tan solo se trate del desprendimiento de nuestra envoltura física, pero lo cierto es que no estamos convencidos de ello.

 

Personalmente estoy convencido de que determinadas personas tienen facultades psíquicas desarrolladas, capaces de ver y sentir ese más allá, capaces  de ver los ecos del pasado, de ver quienes habitaron antaño y un ejemplo claro y muy a tener en cuenta son las declaraciones de Sol Blanco Soler, investigadora de reconocido prestigio quien apunta el como Paloma Navarrete, sensitiva y Aldo, médium de incorporación ayudan en las investigaciones paranormales, “Viendo” lo que nosotros no somos capaces de ver.

Sea como sea que mal nos pueden desear nuestros seres queridos, y en el caso de posibles desavenencias con quienes ya no están en este mundo, de seguro no buscan hacernos daño, nuestra mente teme tan solo lo que no conoce, y ante lo desconocido responde con el miedo.

Abramos nuestra mente y corazón a quienes ya no están en este mundo de supuestos vivos, por que seguramente y por motivos desconocidos, la noche de difuntos es una noche ideal para recordar a nuestros seres queridos, la luz siempre vence a las tinieblas, nuestros seres amados que un día partieron continúan ahí, en nuestros corazones, recordémoslos  más allá del día o noche de difuntos, mientras alguien viva en nuestro corazón, jamás perecerá.

Share

Share

Related posts

One thought on “Noche de difuntos y Halloween

  1. Eulalia Ferreira

    Excelente articulo que abarca temas poco comunes referente a estas fechas paganas, tradicionales y misteriosas que conservan muchos pueblos, y con las cuales a tenido que batallar desde antaño la iglesia catolica, y sin poder conseguirlo a tenido que trasladarlas o aceptar alguna de ellas.

Leave a Comment

2 + nueve =