Mi encuentro con el demonio, por Denitze Veludo

Share
Denitze Veludo
Denitze Veludo

No llames al demonio, pues vendrá rápido aunque no lo invites…
Muchas veces la vida nos sorprende con sucesos inexplicables e indescifrables que pueden cambiar el rumbo de nuestra historia o al menos, la manera de pensar y esto es lo que le ha venido sucediendo a un amigo y colega desde hace treinta años… Ha tenido encuentros con una entidad tan escalofriante y real que cualquiera pudiese concluir, al leer su historia, que todo es inventado, que ello es parte de una imaginación infinita e inconcebible o que pudiese tener alguna patología psicológica y eso queda a juicio de cada quien, pues todos somos libres de pensar lo que mejor nos parezca, pero lo que sí es completamente cierto es que aunque no creas en el demonio y nunca le hayas visto, existe… Y su manera más ágil de tentar, secundar y afectar es hacerte creer que son supersticiones de siglos pasados o inventos de fanáticos religiosos para manipular e influenciar y es que la mayoría de las personas son sumamente  escépticas…
Son muchísimas las aristas de esta larga y complicada historia, de hecho he entrevistado a Franklin Tortoza más de tres veces para escribir lo más resaltante, relatar mucho de lo sucedido y exponer algunos interrogantes acerca del que él llama su amigo…
1Cómo olvidar aquel día cuando Franklin me invitó a su casa para contarme por primera vez su escalofriante historia… Salí con mi esposo y hacía un sol radiante, mucho calor y una bella tarde. Pero en cuestión de unos diez minutos el cielo se encapotó y todo se volvió negro, cual presagio infernal.
Mi esposo, algo temeroso por el inesperado cambio climático me advirtió que aquello no era normal y al momento empezó a caer casi un diluvio, las calles inundadas, el río que pasaba por el puente que cruzabamos estaba crecido y el fuerte aguacero impedía la visibilidad a través del parabrisas. No obstante, decidimos ir a una panadería cercana y tomar allí un café mientras parecía que  nunca iba a escampar, por lo que resolvimos regresar a casa; pero yo con una coartada le pedí a Eduardo que el regreso fuera por el camino más largo cuando, efectivamente empezó a escampar. Entonces le dije a mi esposo que regresara pues debíamos hacer dos cosas y una era buscar una historia contada por el mismísimo demonio y escrita por Franklin; y la otra era entrevistarlo así que, sin más, dimos vuelta y regresamos. Pero al ir llegando arreció de nuevo el aguacero. Así que no me quedó otra opción  que ponerme mi abrigo y salir del carro dando saltos para poder llegar hasta su casa algo seca. Franklin no estaba, salió su mamá, quien nos atendió justo en la entrada y me entregó la historia, no sin antes advertirme que no la mojara y que la cuidara mucho. Al retirarme recibí un mensaje de texto en el  teléfono y supe que estaba llegando a su casa, por lo que decididamente regresé y ya  nos estaba esperando. Eran aproximadamente las cinco de la tarde y al entrar, sentí una fuerte opresión en el pecho, como si algo se me montase encima. Dejé de respirar por unos segundos y luego sentí cómo aquello se levantaba y a mis pulmones regresaba el aire. Mi esposo estaba aterrorizado y quería salir corriendo, pero de igual manera,  entramos a su casa y Franklin sin más rodeos comenzó a contarnos su encuentro con el demonio, al momento que oscurecía como si fuesen las nueve de la noche:
__Yo era un adolescente rebelde de trece años, como casi todos, cuando a mi padre le ofrecieron la gran oportunidad de que sus hijos varones pudiésemos ingresar a estudiar al Liceo San José de Los Teques, en Venezuela, pues él trabajaba para los curas. Por aquel entonces, solo estudiaban allí  puros varones y adinerados, una gran suerte para los que carecíamos de recursos económicos, como mis hermanos y yo, que no  podíamos ni siquiera soñar con entrar al San José…
Desde entonces y debido a ello, siempre nos buscaban pleito nuestros vecinos y se metían con todos nosotros, por esas razones yo empecé a tomar el mando y aunque nos amenazaban con cuchillos, piedras y otras cosas, yo siempre me defendía. Yo iba con todo y defendía a todos los del sector y comencé a tornarme agresivo. Me volví malo y peleón, por lo que mi mamá, Esther, me decía siempre:
__”Te va a salir el DIABLO, muchacho malo, porque tú  eres muy malo y peleón”.
__Por supuesto que yo no creía en lo absoluto aquel cuento de: “Te va a salir el diablo, te va a salir el diablo “, que tan repetidas veces me decía mi mamá y yo, como si nada, seguía peleando con todos los que se metían con nosotros.
Un día, le estaban lanzado pedradas a la puerta de una vecina, la señora Juana, la abuela de nuestro amigo Darwin, integrante también del grupo Circulo de Miedo. Entonces me enfurecí y yo busqué mis piedras y agarré a peñonazos a esa gente y luego saqué un cuchillo,   pero mi mamá estaba al borde y volvió a repetirme la misma canción:
__”Te va a salir el DIABLO, muchacho malo, porque tú eres muy malo y peleón”.
__Yo estaba cansado de eso y le respondí:

_”¡Que me salga, que venga pues y que haga lo que quiera y si es verdad que existe, entonces que me salga ya mismo!”
__¡Qué osado eres colega, la palabra tiene mucho poder, ya tu mamá lo había sentenciado y tú confirmaste aquella sentencia! Le decía yo, con ansias de seguir escuchando su relato…
__Luego, aquella tarde inolvidable para mí, a eso de las seis de la tarde salí al balcón de mi casa y enfurecido comencé a gritar:

_”Eres un cobarde, aparécete  pues, ven Diablo… “

Insulté y ofendí al diablo como quise, despues esperé y esperé un buen rato, pero nada sucedía y cansado me fuí a acostar. Mis hermanos estaban casi siempre de viaje a Puerto Cabello y esa noche no era la excepción, yo me encontraba en casa solo con mis padres…
Había luna llena, muy bajita  y la noche era clara. Como a la una de la madrugada detallé a través del cristal de la ventana de mi habitación algo que venía volando en la lejanía y aquello se me presentaba muy extraño, al principio no sabía bien qué era eso, pero después comencé a asustarme…
__¿Qué era, qué forma tenía, cómo era?
imagesEra como una especie de pájaro gigante con cabeza de toro, todo negro. Se posó sobre el pasamanos del balcón mientras que yo no podía ver más que sus canillas y sus patas en forma de garras con unas espuelas al nivel de lo que para nosotros son los tobillos… Yo, con ganas de salir corriendo quedé petrificado y no me podía mover en mi cama…
__Amigo, lo que hiciste antes fue una invocación y por ello el demonio que fue conjurado apareció ante ti…
__Así fue y eso se lanzó al piso con fuerza y se fue al baño que quedaba muy cerca de mi cuarto, allí gruñía de forma espantosa y golpeaba la pared, luego volvía y pegaba su enorme cara del vidrio de la ventana de mi cuarto, haciendo realidad  mi peor pesadilla… Yo seguía allí, inmóvil y muerto de miedo. Luego pude ver cómo se posó sobre el pasamanos del balcón y se lanzó al vacío…
¡Aquel demonio me siguió saliendo todas las noches, pero ahora dentro de mi habitación! Yo despertaba aterrado y su gran cara estaba muy cerca de mi, observándome.
__¿Y tú qué hiciste, con  quién hablabas sobre el asunto?
__Yo hablaba con mi mamá, con mi  papá, con mis hermanos pero ellos no me creían una sola palabra y sentía que me estaba volviendo loco, pues aquel demonio me siguió apareciendo durante unos seis meses noche tras noche dentro de  mi habitación, por lo que empecé a dormir sentado dentro del escaparate del cuarto de mis padres cada noche y antes de que mi papá se levantara para ir a trabajar, yo salía en el más absoluto silencio y me quedaba en la sala hasta que amanecía.
Una noche vino un tío a quedarse en mi casa y yo buscanco apoyo y alivio a mi tortura, le conté todo… El muy  valiente me dijo que le avisara cuando llegara el demonio que lo iba a enfrentar y yo confiado, aquella noche volví a dormir en mi cuarto… Tal y como sabía, aquel demonio apareció de nuevo dentro de mi habitación. Muy cerca de mi estaba su enorme cara, sus grandes ojos y su nariz puntiaguda apuntando hacia abajo, pero yo tratando de sacar fuerzas de donde no tenía me pude mover y llamar a mi tío para que lo enfrentara. Cuál no fue mi sorpresa al ver a mi tío levantarse de golpe y gritar como loco:
quien-es-el-diablo__”¡El diablo! ¡Ven, Pedro, Pablo, Esther, vengan que aquí esta el diablo!”
__Mi tío estaba muy afectado  por lo que veía… Medía casi dos metros, muy imponente, todo negro, escalofriante y observándonos retadoramente… Mi tío Ricardo quiso salir corriendo, pero yo lo sujeté del pantalón con fuerzas y el seguía pegando gritos… Mis padres llegaron asustados, pero no veían lo que nosotros sí estabamos viendo. Desde aquella noche mi pobre tío quedó afectado,  tuvo que recibir tratamiento psicólógico… ¡El ya falleció, pero de no ser así, te llevaría a conocerlo!
__¡Amigo, cuánto lo lamento!
Yo busqué ayuda con muchas personas, pero ninguna creía en mi y ya cansado de su presencia, lo reté una noche. Le pedí que se me presentara y al acto apareció ante mi y me dijo con gruesa y cavernosa voz:
__”Vamos a vernos en la cancha de futbol del Liceo San José”…
__Y al momento desapareció, pero yo a esa hora, la una de la madrugada, salí de mi casa y me fui solo y llorando al lugar indicado y bien conocido por mi. Al llegar al lugar se me apareció, pero yo no esperé, no pregunté, no lo escuché y en el acto corrí  con todas mis fuerzas hacia él, entonces al instante reculó y con sus manos al frente me decía que me detuviera…
2__”Detente, no, no, no lo hagas”.
__Yo imaginaba que iba a impactar contra algo sólido, pero no fue así y traspasé a aquel ser y sentí  una textura como la que podemos sentir con la yema de los dedos al pasarlos por el fuego de una vela, en ese momento también sentí un fuerte dolor de cabeza, como cuando tomamos algo bien frío y ello genera una extraña sensación de dolor en la frente y en la sien.
__”¡No me hubieses atravesado… Ahora estás contaminado y por ello morirás!”
__Sus palabras resonaban en mi cabeza, pero yo harto de su presencia le grité:

_¡Es que tú vas a enfrentarte a mi en espíritu! ¿Por qué no te me enfrentas en carne, tal como yo?
__”En los lustros que tengo, ningún mortal se me había enfrentado y es por eso que te voy a hacer un regalo, lo malo es que te vas a morir”.
__Franklin ¿qué pensaste o sentiste cuando atravesaste al demonio y te dijo que estabas contaminado, que ibas a morir?
__Al principio como te conté,  pensé solo en enfrentarlo y pelear con él cuerpo a cuerpo, pero después cuando comenzó mi debilidad y me estaba muriendo, me dio pena con mi mamá y me dolieron sus lágrimas porque ningún médico sabía lo que tenía y ella y mi papá gastando el dinero tanto nos faltaba…
Intenté  confesarle  que me iba a morir y quería contarle mi historia sobre el encuentro con el demonio, pero sabía que no me iba a creer y además  la iba a hacer sufrir mucho, así  que esperé mi muerte y pensaba en que cómo sería y a la vez pensaba en que sería de mi al momento de morir, me iría con Dios o con este demonio… ¡Por supuesto que sentía un miedo que me dominaba e invadia por completo y le pedí mucho a Dios que me dejara vivir!
__¡Amigo, ha sido realmente duro y una espantosa pesadilla hecha realidad!
__Desde entonces y como ya te he contado, Merlsum me siguió apareciendo para contarme noche tras noche la historia que escribí en el libro que deseo publicar: “La Traición del Demonio”.
__ ¡Merlsum es su nombre y significa príncipe de los demonios!
__Así es Denitze, él me hablaba y en mi memoria quedaba todo grabado de manera extraordinaria y yo luego yo escribía, investigaba y leía la Biblia para confirmar lo que me estaba contando y por supuesto que no entendía muchas cosas, así como tampoco entendía de ciertos lugares o palabras… Escribía por las noches y mis padres se molestaban por el ruido de mi vieja máquina de escribir. Ellos no entendian lo que yo hacía; y durante ese tiempo Merlsum me dio la posibilidad de ganar apuestas a los caballos, loterías y juegos de azar para obtener dinero.
Luego en unos carnavales, recuerdo que tenía 14 años comencé a enfermar y me empezaron a salir erupciones en la piel, por todo el cuerpo tenía unas pepas muy grandes. Merlsum me dijo que ese era el primer síntoma y que luego me vendrían cosas peores, pero que me podría recuperar y que el altísimo, es decir, Dios, le había permitido revelarme el cómo y qué tenía que hacer para salvar mi vida.
__ ¡Claro, ellos no pueden pronunciar el nombre de Dios!
__Exacto amiga, entones   comenzó  aparecerle a mi esposa y le dijo que debíamos ir al río de Betania, el lugar donde años atras apareció la Virgen, un lugar sagrado y buscar en dicho río una piedra. Si mi esposa no encontraba la piedra, que no era cualquier piedra, yo moriría… Yo estaba muy débil,  mi esposa abrazaba a su abuela y lloraban por mí, por lo que a pesar de las contradicciones nos fuimos los tres a Betania y al llegar yo no podía moverme del banco en el que me sentaron, así que veía desde lejos a mi esposa y su abuela sacar con desespero piedra tras piedra de aquel río. Ellas lloraban desconsoladamente pues pasaba el tiempo y ninguna de las piedras que sacaban era la indicada, hasta que finalmente mi esposa sacó una de las tantas piedras y esta brilló fuertemente con tonos dorados…
Nos fuimos a Higuerote y  Merlsum nos dijo que debíamos llenar un tobo con miel pura hasta que rebosara la miel y allí meter la piedra, después debía untarme esa miel  por todo el cuerpo, el cabello, los ojos, las manos, toda la piel… Al momento de estar completamente untado de la miel yo caí en una especie de trance y comencé a hablar de cosas desconocidas para mí y a revelar cosas que más adelante pasarían y al día siguiente me levanté en perfecto estado de salud… Ya estaba bien, no tenía absolutamente nada, pero al ver la piedra…¡Ésta tenía grabada la imagen de Merlsum!
34Yo con asombro pude ver aquella misteriosa piedra del tamaño de un puño  y puedo asegurar que tenía un color normal, pero cuando la fotografié brillaba intensamente con un color dorado impactante y la fotografié por distintos ángulos, pero solo la parte donde está plasmada la imagen de Merlsum es donde brilla  y además de la imagen o pareidolia, si así quieren llamarle, se pueden apreciar otros tantos rostros también de demonios…
Franklin dice que otras veces puede ver a Merlsum y para que no se contamine se vuelve  sólido como una piedra, entonces éste le permite tocarle y su  contextura es como el cuero de las vacas, pero todo  negro y con pelitos como los de los caballos. Es algo que yo puedo entender, ya que se trata de una condición de estas criaturas y lo podemos encontrar también en la Biblia.  Cuando Jesús resucitó y sus apóstoles no lo reconocieron, uno de ellos tropezó con una red y se agarró fuertemente del brazo de Jesús resucitado para no caer.
Aún quedan muchas cosas por contar, pues son 30 años de la presencia de Merlsum en la vida de Franklin, por lo que junto a  mi grupo Circulo de Miedo, he realizado otras tantas entrevistas que les iremos relatando más adelante. Por ahora, solo me queda advertirte que no te sorprendas si al leer esta historia te suceden cosas extrañas porque podría tratarse de la presencia de Merlsum y puede sucederte como dice la canción, puedes llegar a sentir Simpatía por el Diablo…

Share

Share

Related posts

5 thoughts on “Mi encuentro con el demonio, por Denitze Veludo

  1. Martin Vargas

    Hola Franklin Tortoza tu relato es muy impresionante me gustaria publicarla en mi grupo de historias paranormales que tengo en facebook claro con tu respectivo credito y permiso te dejo el link para que lo visites yo tambien tuve un encuentro con el pero diferente al tuyo y con otro demonio.

    Seres de Otro Mundo Historias y Leyendas de la Oscuridad

  2. Génesis

    Que buen relato! Me gustaría saber más!

  3. Eulalia Ferreira

    El demonio tambien es un angel, una fuerza libre y rebelde, él es el principal punto de unión entre tú y el mundo… Cuando lo dejamos suelto su tendencia es dispersarse, cuadno lo exorcizamos perdemos todo lo bueno que siempre tiene para enseñarnos, pues conoce del mundo y de los hombres, cuando nos fascinamos por su poder, él nos posee y nos aleja del buen combate, Paolo Cohelo en su libro El Peregrino de Compostela.

  4. SOY FRANKLIN TORTOZA Y DOY FE Y AUTENTICIDAD A LO QUE ME OCURRIO Y ME SIGUE OCURRIENDO EN MIS ENCUENTROS CON ESTE DEMONIO MERLSUM QUIEN FUE TOCADO POR DIOS. SU HISTORIA SE BASE EN TRES LIBROS. VOY POR EL PRIMERO QUE SE TITULA “LA TRAICION DEL DEMONIO!. MUCHAS ANECDOTAS HE VIVIDO CON MERLSUM Y ME HA REVELADO MUCHAS COSAS. APRENDI COMO DETENER EL ENVEJECIMIENTO U HACERLO
    MAS LENTO Y A COMO CURAR ENFERMEDADES. NECESITO UN EDITOR, PRODUCTOR O EDITORIAL PARA DARLE VIDA A ESTA EXITOSA HISTORIA PARA QUE LA CONOZCA EL MUNDO. MERLSUM HA VATICINADO UN EXITO TOTAL PARA QUIEN COLABORE A PUBLICARLA. ES UNA HISTORIA “OSCAR”, ALGO INEDITOQUE LO SORPRENDERA. PUEDE COMUNICARSE CON DENITZE VELUDO EN CIRCULO DEL MIEDO O HABLEMOS DE MISTERIO. TAMBIEN EN LOS NUMEROS:0426 112 14 81, 0426 416 1O 19. 0412 737 63 30..

  5. Hola, muy bueno el relato. Me parecío importante y muy bueno.

    Gracias!!

    Miguel Ángel.

    Blog investigación insólita.

Leave a Comment

4 − cuatro =