Los viajes en el tiempo: Una realidad más cercana, por Teresa Porqueras

Share

Recientemente he ido al cine a ver Looper (Rian Johnson, 2012) y de nuevo se vuelve a tratar el no menos atractivo tema de los viajes en el tiempo. Personalmente me ha encantado esta película, no sólo porque me ha encantado su argumento y tratamiento, ( además que me encantan todas las películas donde sale Bruce Willis,) sino porque me ha vuelto a plantear si tal vez la ciencia ficción no está tan alejada de la realidad.

De hecho, los viajes en el tiempo es un  tema que fascina al hombre moderno, y el cine, sabedor de nuestras ilusiones y deseos, ha sabido reflejar como nadie este deseo en películas ya legendarias como Regreso al futuro (Robert Zemeckis, 1985), Terminator (James Cameron 1984), Atrapado en el Tiempo (Harold Ramis, 1993), El planeta de los simios (Franklin J. Schaffner, 1968) y tantas otras.

Realmente el hombre se siente atraído por  la posiblilidad que se nos plantea en numerosos films de poder viajar entre los hilos del tiempo. Sin embargo, los viajes en el tiempo:  ¿Son matemáticamente posibles? La ciencia hoy en día está en disposición de respondernos a esta pregunta.Veámos qué opinan los científicos.

Matemáticamente es posible viajar en el tiempo

Según el   británico Stephen Hawking viajar en el tiempo es posible pero, con una salvedad, solo hacia el futuro, ya que el viaje hacia el pasado, por el contrario, plantea dificultades teóricas difíciles de afrontar, y solo sería posible en ciertas configuraciones particulares del espacio-tiempo.

La afirmación de Hawking quedaría ahora refrendada con los experimentos que se han realizado recientemente desde el acelerador de partículas más potente del mundo el LHC. El físico Brian Cox explicó que cuando aceleraban partículas diminutas al 99,99% de la velocidad de la luz, el tiempo transcurrido para ellas era una sietemilésima parte del que se podía medir con nuestros relojes, experimento que confirmaría la Teoría de la Relatividad de Einstein de 1916 que defendía que cuanto mas nos acercáramos a la velocidad de la luz (300.000 km/seg) , el tiempo variaba y se enlentecía.

Según Einstein el tiempo es, por tanto, flexible. Según el famoso genio, esta flexibilidad dependería de dos condicionantes capaces de distorsionar el tiempo. Por un lado, la velocidad (como hemos visto) y por otro lado, dependería también de la gravedad, que es también capaz de  retardar el tiempo.

Actualmente se trabaja en “maquinas del tiempo”

El físico Ronald Mallet de la universidad de Connecticut ya trabaja en un prototipo de “máquina del tiempo”que usaría la energía luminosa en forma de rayos laser para curvar el tiempo. Su propuesta trabaja con ecuaciones basadas en La Teoría de la Relatividad para observar la curvatura del tiempo a través de un rayo de luz. Y aunque el proyecto necesita financiación para continuar, el físico cree que viajar en el tiempo será posible antes de cien años.

A mediados de los años 80 el físico norteamericano Kip Thorne pensó como viajar en el tiempo basándose en la Teoría del agujero de gusano, como manera ideal de doblar el espacio-tiempo. En este sentido, se cree que un agujero negro representaría la máxima distorsión posible del tiempo. En su interior se rompen las leyes físicas actuales. Su densidad, debido a que la gravedad es tan y tan grande en su interior, podría funcionar como un atajo en el universo. Teoricamente funcionaría como una máquina colosal del tiempo. Se cree, por tanto, que si existiera la tecnología necesaria para adentrarnos en el interior de un agujero negro, estaríamos expuestos a algo realmente desconocido. Teóricamente adentrarnos en él supondría curvar el espacio- tiempo y podría suponer adentrarnos en otras dimensiones u otros universos desconocidos para el hombre.

Sin embargo el australiano Paul Davies explicó las grandes dificultades tecnológicas con la que nos enfrentamos. Para que un agujero se pudiese atravesar, debería contener “materia exótica”, es decir, materia generadora de antigravedad para combatir la tendencia natural de los cuerpos a colapsar sobre sí mismos, aunque se plantea la posibilidad que en el Universo tal vez existen estas estructuras de manera natural, como restos de un Big-Bang.

Múltiples son las posibilidades matemáticas que se vienen estudiando acerca de como viajar en el tiempo. El físico israelí Amos Ori, por ejemplo, rehusa de “materia exótica”y cree que utilizando el espacio vacio del universo ya sería posible resolver la ecuación.
El físico Richard Gott por su parte cree que los viajes en el tiempo serían posible a través de las llamadas “cuerdas cósmicas”, estructuras que se podrían hallar al observar los restos del Big-Bang.

La paradoja del abuelo y los universos paralelos

Una de las paradojas que surgen al pensar en los viajes en el tiempo es la llamada “Paradoja del abuelo”: ¿Qué sucedería si viajamos en el tiempo y matamos a nuestro abuelo? ¿Ya no existimos?. Una posible solución a esta paradoja serían la existencia de “universos paralelos”, realidades distintas y simultáneas que ocurren paralelas en el tiempo y que no afectarián por tanto a ninguna paradoja, teoría de H. Everett que defiende dentro de la llamada “mecánica cuántica” y que significaría una interpretación a los universos múltiples. Recordémos que matemáticamente ya se demostró a través de complejas ecuaciones que al menos existirían 10 dimensiones del espacio.

Y mientras esperamos que los viajes en el tiempo sean una realidad, hasta ahora los únicos capaces de viajar en el tiempo son los astrólogos cuando observan el cosmos y en su observación son capaces de mirar atrás más de 10 millones de años, el tiempo que ha tardado la luz en llegar hasta nosotros.

Proyecto Montauk

Según los conspiranoicos el Proyecto Montauk sería la continuación del Proyecto Filadelfia y se trataría de una serie de experimentos de alto secreto llevados a cabo en un gran laboratorio subterráneo construido debajo de la Estación de la Fuerza Aérea de Montauk, en el extremo oriental de Long Island, en Estados Unidos.

Según algunos, los científicos que participaron en el Experimento Filadelfia consiguieron un teletransporte inesperado al pasado y los descubrimientos fueron tan importantes, que se procedió a una expansión del proyecto de investigación para lo que se utilizaron las instalaciones de Montauk.

Todo empezó a principios de 1980 cuando un hombre llamado Preston Nichols afirmó haber recuperado recuerdos reprimidos de su participación en el laboratorio. Junto al Sr. Nichols apareció un anciano llamado Al Bielek, quien comenzó a dar charlas en los círculos paranormales acerca de la recuperación de recuerdos propios que unían el Experimento Filadelfia y el laboratorio secreto Montauk. Según Bielek, el investigador principal del laboratorio fue Nikola Tesla. Gracias al cual se comenta que se consiguieron avances impensados: viajes al pasado, viajes al futuro e incluso viajes a mundos alienígenas. En este sentido corren muchos videos en internet de Nichols explicando supuestamente como el gobierno trabaja activamente con los extraterrestres. ¿Será todo ciencia ficción?

Fuente:Science

Share

Share

Related posts

One thought on “Los viajes en el tiempo: Una realidad más cercana, por Teresa Porqueras

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Compartir Recientemente he ido al cine a ver Looper (Rian Johnson, 2012) y de nuevo se vuelve a tratar el no menos atractivo tema de los viajes en el tiempo. Personalmente me ha encantado esta película, no sólo porque me ha……

Leave a Comment

5 × cuatro =