Los campos de Intencionalidad

Share

1797188_209387252602121_1180107648_nHablar de los campos de intención es hablar de la ley de atracción, pero no funciona exactamente como los imanes, ya que estos se atraen en polos opuestos y se repelen si enfrentamos dos con la misma polaridad.
Nuestra mente es la gran desconocida y cuanto expondré a continuación es más que evidente que funciona, sin embargo a día de hoy no lo podemos explicar de una forma totalmente científica.
La hipnosis es usada por psicólogos, cada vez son más las personas de ciencia quienes admiten la telepatía y artículos al respecto se muestran en publicaciones de reputada seriedad científica. Desde tiempos atrás se ha intentado buscar lo que emite el cerebro para que se pueda comunicar con otro, la facultad existe pero aún no sabemos como accionarla en un momento deseado y tal facultad obedece a estados de nuestra mente y a estímulos interiores o exteriores sobre los cuales andamos tras la pista sin poder llegar a concretar y menos aún si lo que se pretende es descubrir la energía que emana de nuestro cerebro o mente y a la cual a través de la historia se le han dado muy diferentes nombres, energía psicotrónica o todo un seguido de nombres más o menos similares sin que en realidad lleguen a dar nombre a algo conocido y demostrado.

1800925_209387272602119_1868907839_nEstoy convencido de que estamos ligados al cosmos y es muy probable que lo que esotéricamente se conoce como registros akásicos sea  una realidad, una especie de conciencia colectiva en la que se registran los sucesos y emociones de todas las personas y que perdura al fallecimiento, como si de un gran “chip de memoria” se tratase, tal vez a algunos, estos registros no existan más que en la mente del crédulo esoterista, pero lo evidente es que de alguna manera interconexionamos con otras personas si usar los sentidos comunes, por ejemplo a casi todos nos ha pasado que al fijarnos intensamente en otra persona, esta de alguna manera lo detecta y se gira, apreciando nuestro interés por ella.

Los campos o la energía de intencionalidad es aquella que emitimos, nuestros deseos, o intenciones mentales y que de alguna manera atraen lo similar, no entendiendo sobre positivo o negativo, si nos hará bien o mal, tan solo obedece a nuestro deseo, por ejemplo si nuestros pensamientos y deseos nos hacen creer que somos desgraciados, que no merecemos una pareja o que simplemente todo nos va mal, generamos un campo de intencionalidad que se encargará de que realmente eso sea así en nuestra vida común, por el contrario un pensamiento positivo y dirigido hacia un fin concreto, nos hará generar un campo de intencionalidad que atraerá nuestros deseos, si una persona desea fervientemente morir, morirá aún sin tener dolencia ni enfermedad alguna, a esto común mente se le llama “morir de tristeza” por ejemplo. La positividad, nuestros pensamientos e intenciones son cruciales en nuestra vida y aunque el tema no es tan simple, si realmente estamos convencidos de desear algo, vayámonos preparando y haciéndole hueco en nuestra vida a ese “algo”

Hasta hoy todo parecía fruto de la ensoñación, pero la física quántica ya nos dice que una energía emitida atraerá únicamente a otra similar.

1898969_209387262602120_234861467_nLos pensamientos son generadores de energía y son emitidos, así el pensamiento negativo atraerá lo negativo y el positivo lo bueno. En primera instancia todo parece sencillo, pero es así, generar pensamientos positivos cuando se pasan situaciones difíciles o nos encontramos en un punto bajo es muy complicado, pues nuestros pensamientos han de ser generados sin duda alguna y con total certeza y convencimiento, la intencionalidad no entiende de si será o no bueno para nosotros, solo se encarga de poner en marcha los mecanismos para que suceda.

Cada situación que vivimos es fruto de nuestros pensamientos a nivel consciente o de los cuales no somos tan conscientes.
“Tenemos poder para crear nuestra realidad”
Si nos paramos por un momento a pensar, la intencionalidad es el principio de la “magia” ya que cuando realizamos el psico-drama, una recreación para que “algo” se plasme en nuestra realidad y tienda a realizarse, esto únicamente sirve para concienciarnos, para asegurarnos una intencionalidad real con aquello que deseamos, para nuestro convencimiento, es por esto que muy diferentes tendencias mágicas o esotéricas funcionan, pues la principal magia radica en el interior de cada uno de nosotros, la posibilidad en magia de agentes externos es una temática que no concierne al presente artículo.

Lo primero y este también sirve como principio ocultista, es tener muy claro lo que se desea y visualizar al detalle lo que se pretende, pero hay pensarlo de verdad, ya que a veces lo que se desea  no es lo más conveniente, tener claro lo que uno quiere, en ocasiones requiere de profunda meditación.

Las intenciones y pensamientos nos afectan, todo vibra, la clave precisamente está en esa vibración, los estímulos que nos hagan conectar con aquello que deseamos, por ejemplo la música adecuada y que conecte con nuestros deseos. Hace algunos años se llevó a cabo un experimento en el que se sometía al agua a vibraciones musicales, en un recipiente el agua era sometida a las vibraciones de música clásica y melódica y se observó como las moléculas del agua adquirían formas simétricas y bellas, por el contrario cuando el agua se sometía a las vibraciones de una música metal, las moléculas adquirían formas descompensadas y cuyo mensaje al verlas era negativo, de poca belleza o nula simplemente nula.

“Querer es poder” pero para ello hay que olvidarse de cuestiones que nos ha implantado la actual sociedad, como que si somos desgraciados es nuestro karma,   ¡para nada!;    el karma lo creamos según nuestros deseos y es muy común saber que algo o alguien no es bueno para nosotros y seguimos con él por simples miedos al cambio o por que en realidad deseamos ser infelices aun cuando nuestras palabras digan lo contrario, y en muchas situaciones sabemos de ante mano que determinadas cuestiones  no son buenas para nosotros, sabemos lo que tenemos que hacer y no hacemos nada, por consiguiente estamos peor que antes y eso acaba por formar parte de nuestro campo de intencionalidad.

Aún con todo lo expuesto hay algo que falla, en no pocas ocasiones creemos que algo no merecemos, que no somos dignos de una determinada persona o estamos generando un campo de intención negativo y nos sucede todo lo contrario, aquello que pensamos que no era posible sucede, aun cuando nuestros más férreos pensamientos lo estaban negando, hay ocasiones, y es la excepción que cumple la regla, que para determinados cambios, generados en nosotros mismos, unas intenciones sean más fuertes que otras, es decir un campo de intención mayor anularía o mermaría a uno menor.

Dicen que: “El que deba entender, comprenderá”

Share

Share

Related posts

One thought on “Los campos de Intencionalidad

  1. Eulalia Ferreira

    Me ha encantado tu articulo, hay dos puntos que quiero compartir contigo, una, soy gemela, y muchos pensamientos fluyen de Beatriz hacia mí, y nos conectamos, pero no lo hacemos al proposito ni buscamos hacerlo, es natural, solo que para no tener dos cosas iguales en casa, nos hacemos una lista para lo que vayamos hacer en el día. El segundo punto es que nuestra madre era original de Campanario, Madeira, ella siempre nos contaba cosas de sus tierra, cuentos, cantos y recuerdos, nunca regresó a Portugal, cuando Beatriz y yo fuimos a conocer su tierra natal, nos sorprendimos porque teniamos un conocimiento de los lugares como un deja vu, y en nuestra casa el paisaje montañoso formaba una vista hermosa, pero ambas veíamos un mar oscuro entre ellas, al llegar a Campanario, no es lugar costero, sin embargo entre las montañas se ve el mar de la misma forma que lo imaginabamos en nuestra casa. Es así como capto el articulo, la trasmisión de pensamientos es real y fantástica. Gracias Fran .

Leave a Comment

quince − 11 =