La crisis está incrementando peligrosamente la tasa de suicidios

La crisis está incrementando peligrosamente la tasa de suicidios
Share

¿Cuales son las primeras causas del suicidio?

Entre las  primeras causas que favorecen los suicidios están ciertos problemas psicológicos muchas veces ocultos, dificilmente detectables y, la mayoría de veces, no tratados adecuadamente,  como son la depresión, la esquizofrenia,el transtorno de personalidad, el transtorno bipolar y otras enfermedades relacionadas con la psique y la drogadicción. El individuo entra en una espiral de “negatividad” que hace que atente contra su propia vida, buscando así una salida a su desespero. No obstante muchos de estos intentos, son paradójicamente “llamadas de atención” y en definitiva “llamadas de auxilio” que el propio individuo hace ante un problema vital existencial.

Pero no solo los transtornos mentales pueden llevar al suicidio. Según la Doctora Carmen Tejedor también existen otras causas. Como son: El tener pensamientos suicidas o haberlo intentado previamente y  el padecer una enfermedad dolorosa o crónica. Junto a éstos, el sufrir las consecuencias de un acontecimiento personal duro de digerir, como la muerte de una familiar o la ruptura matrimonial, son condicionantes que  también pueden  llevar al suicidio.

¿La Crisis favorece los suicidios?

Sin embargo, últimamente otras circunstancias ajenas a las enfermedades mentales  son las que parece han hecho incrementar la tasa de suicidios entre la población mundial. Y las causas van ligadas a la inminente crisis por la que se está atravesando. Médicos y sociólogos defienden la idea de que, en efecto, en tiempos de crisis los suicidios aumentan. Y es que la pérdida de trabajo, la pérdida de la estabilidad familiar, sumado a las dificultades económicas que supone la imposibilidad de hacer frente a los pagos, el temor a la pérdida de la casa, ejercen una presión psicológica tal en el individuo que éste termina pensando en el suicidio como solución a sus problemas.

Así no es extraño que según estadísticas los parados tienen un riesgo de suicidio entre dos y tres veces mayor que los trabajadores.

 

Europa sacudida por la alta tasa de suicidios: Inglaterra, Italia, Grecia ¿Y España?

En Inglaterra

Un estudio realizado por la Universidad de Liverpool, la Universidad de Cambridge y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres afirma claramente que la recesión que comenzó en 2008 contribuyó a un claro incremento de suicidios en el Reino Unido. Y es que entre 2008 y 2010 se suicidaron unas mil personas. Repartidos de la siguiente manera , 846 hombres y 155 mujeres. Según dicho estudio nos encontraríamos ante unos suicidios “extras”que no se hubieran producido si no hubiese llegado el desempleo y la tasa de suicidios hubiera seguido el ritmo de las series históricas. Por cada aumento del 10% en el número de hombres desempleados, los científicos han detectado una subida de un 1,4% del número de suicidios masculinos.
Según Benjamin Barr en la revista British Medical Journal: ““Las regiones de Inglaterra con mayores incrementos de la tasa de desempleo han sufrido las mayores subidas del número de suicidios, sobre todo en hombres. Parece muy claro que hay una relación”

En Grecia

Grecia, uno de los países más aquejados por la crisis económica, abandera una alta tasa de suicidios desde que empezó la recesión.

Los últimos datos y estudios llevados a cabo en el país griego revelan un aumento de suicidios del 40 por ciento, según un documento presentado por el Ministro de Salud griego Andrea Loverdo al Parlamento griego, tras una interpelación del diputado independiente Lefteris Avgenakis sobre este problema. Según el ministro el número de suicidios en el país ha aumentado de forma “dramática”.

Detrás de las causas que desencadenarían un mayor número de suicidios no solo estarían el paro y el endeudamiento de los ciudadanos, sino que también un motivo importante serían las crecientes redes de usureros.

Un caso extraño, Finlandia

Sin embargo, la relación entre suicidios y recesión no siempre es tan obvia. Finlandia sufrió una grave recesión entre 1990 y 1994, con un aumento de la tasa de desempleo desde el 2% al 18%, y sin embargo bajaron los suicidios. Incluso mejoró la salud de la población, ya que el consumo de alcohol cayó por la crisis, según recordaban las economistas Carmen Delia Dávila y Beatriz González, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en un análisis de 2009 sobre el impacto de la crisis económica en la salud.

En Italia

Italia también queda salpicada por esta ola de suicidios en plena recesión. Recientemente los ciudadanos de Bolonia salieron a las calles para protestar por las políticas de austeridad económica del gobierno, que ha desembocado en el suicidio de decenas  de personas. Según los manifestantes la presión económica proveniente de la política de austeridad del gobierno es la causa del incremento de los casos de suicidio tal y como atestiguaba La Sra. Tizana Marrone, participante en la manifestación y esposa de una persona que se prendió fuego por el agobio de la crisis.

La Asociación de Industriales de Pequeñas y Medianas empresas  de la ciudad de Messtre, en el norte de Italia, en un comunicado, indicó el viernes que desde el inicio del 2012 hasta ahora, 32 de los comerciantes italianos se han suicidado por problemas provenientes de la crisis económica y el agravamiento de la situación financiera.

En España

En España hoy en día no hay datos que nos hagan sospechar que los suicidios se están disparando con la crisis económica. Sin embargo, recientemente ya existen datos de que los suicidios en Barcelona han aumentado casi un 60% en un año.

Si bien es verdad que la mayoría de los suicidios en la capital catalana tiene antecedentes psiquiátricos. A priori no habría relación causal directa con factores socioeconómicos derivados de la crisis, para ello se necesitarían más datos y realizar algún estudio en este sentido. No obstante, las matemáticas no engañan y en los tres primeros meses de 2012 se han dado 60 casos, mientras que en el mismo periodo de 2011 fueron tan solo 38 según datos del Instituto de Medicina Legal de Catalunya (IMLC).

Y aunque desde las instituciones centrales de España se quiera tranquilizar, la verdad es que los datos suministrados por  los Mossos d’Esquadra hablan por si solos. En 2011 el número de muertes voluntarias aumentó un 10% y las tentativas de suicidio hasta un 20%. Estas últimas, claramente  se han incrementado desde que comenzó la crisis económica, tal y como reconoció en el Parlamento catalán el conseller de Interior Felip Puig.

Según los expertos de la Fundación Española de Psiquiatría, la falta de ocupación profesional o el desempleo es, sin duda alguna, uno de los motivos desencadenantes de depresiones que tienen como meta el suicidio. De hecho, según los últimos estudios realizados en 2008, la falta de trabajo incrementa entre dos y cinco puntos el riesgo de terminar con la vida propia.

Los soldados estadounidenses incrementan la tasa de suicidio

En esta época de crisis y conflictos bélicos, un colectivo paradojicamente frágil a tener en cuenta es el militar.Y es que los casos de suicidio entre los militares alcanza tasas altísimas. Concretamente los soldados estadounidenses  han incrementado a un promedio de casi un suicidio diario este año, siendo ésta  la tasa más alta que ha vivido el país norteamericano desde que empezó el periodo de guerra.

Los 154 suicidios de soldados en servicio activo registrados en los primeros 155 días del año exceden “en casi 50%” la cifra de efectivos estadounidenses que han perdido la vida en combate en Afganistán, de acuerdo con estadísticas del Pentágono que obtuvo The Associated Press.

No se comprenden del todo las razones a las que se debe este incremento. Entre las explicaciones, los diversos estudios señalan la exposición al combate, el estrés postraumático, el mal uso de medicamentos recetados y además también, los problemas financieros personales.

Según estadísticas del ejército, los soldados que han participado en diversas misiones de combate están en mayor peligro de cometer suicidio, aunque una proporción importante de los casos en el ejército corresponden a efectivos nunca destacados en escenarios de lucha, lo que podríamos ligar con determinadas situaciones de estrés o presión.

El total de suicidios de soldados en servicio activo en 2012 alcanzó hasta el 3 de junio 154, un incremento de 18% sobre los 130 del mismo periodo de 2011. La cifra excedió además la proyección de 136.2 suicidios que el Pentágono había previsto para este periodo en base a la tendencia de 2010-2011.

Fuentes: Publico.es, Esmateria.com,Peru21,intereconomia.com,noticiascuriosas.info

 

Share

Share

Related posts

3 thoughts on “La crisis está incrementando peligrosamente la tasa de suicidios

  1. […] una terrible depresión que muchas veces acaba en suicidio, tema que ya  tratamos en un anterior artículo. Es tremendo como la elite utiliza el miedo para donde a ellos les […]

  2. […] Pero la sociedad también entrena para no pasar miedo. Los soldados basan su entrenamiento en superar su miedo para poder llegar a enfrentarse a las situaciones más difíciles, más arriesgadas  y  más peligrosas. Muchos soldados, no obstante, después de acabado el conflicto, pasan una terrible depresión que muchas veces acaba en suicidio, tema que ya  tratamos en un anterior artículo. […]

  3. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Compartir ¿Cuales son las primeras causas del suicidio? Entre las  primeras causas que favorecen los suicidios están ciertos problemas psicológicos, muchas veces ocultos, dificilmente detectables, y la mayoría de veces n……

Leave a Comment

dieciseis + seis =