¿Es una psicofonía?

¿Es una psicofonía?
Share

Desde que por primera vez una voz se inmiscuyera en mí compacta grabadora de casete, desde tiempos pasados hasta hoy, muchas voces identificadas como psicofonías, captan mí atención y son motivo de estudio.

No soy coleccionista de registros, ni mí ímpetu no es grabarlos para mostrarlos en programas de radio o televisión, me decanto por la investigación, pues grabar y grabar, si no se analiza, no sirve de gran cosa.

Muchos son quienes se han puesto en contacto con migo para que verifique o analice supuestas inclusiones psicofónicas, tarea, reconozco que en ocasiones es ardua difícil.

La psicofonía no sigue patrón alguno. En el pasado se comentaba que las psicofonías eran tales, cuando una especie de golpe se grababa anteriormente al registro, como si de una advertencia se tratase, hoy en día tal afirmación o suposición está totalmente descartada, los registros aparecen predecidos de ruidos o incluso de otras voces, algunas psicofonías parecen modular sonidos ambiente o añadidos, como es el caso de la experimentación con portadoras, otros en cambio irrumpen de forma brusca y por encima de las voces de los experimentadores, sonidos metálicos, imitaciones de voces de personas vivas o difuntas, voces que parecen sacadas de ultratumba y otras chispeantes, melódicas e incluso agradables, y es que todas las posibilidades se dan en la experimentación psicofónica, en ocasiones tal experimentación psicofónica llega a parecer un “absurdo” y un sin sentido.

Estas voces nos contestan, nos llaman, nos insultan o nos adulan, hacen en ocasiones referencia a supuestos hechos acontecidos en un determinado lugar. Pero seguimos sin el “bosson” sin esa pieza del puzzle que nos falta, y que una y de sentido al fenómeno.

Damos vueltas y más vueltas y aun en contra de lo que muchos opinan, creo que sí hemos avanzado en esta disciplina, al menos en determinados factores que influyen y ayudan al fenómeno. Hemos dejado de pensar tan solo en su origen para plantearnos otras cuestiones relacionadas y de suma importancia, así pues, el lector se dará cuenta de lo que en mí opinión es la investigación, el plantearse preguntas y elaborar posibles respuestas. Cada registro es un mundo y tras unos segundos de grabación se abren horas de estudio, de análisis y de probabilidades, grabar por grabar, no es investigación, ni siquiera experimentación si no se siguen unos mínimos para garantizar que lo que se afirma es un registro, lo sea realmente.

Dar veracidad a una psicofonía no es sencillo, pues existen numerosos programas de edición de audio, con los cuales es posible falsear una psicofonía.

Siempre hay que tener en cuenta que no es lo mismo el “error” que el fraude, todos cometemos errores y seguramente en mi archivo de registros contenga alguno, aunque no es menos cierto que muchos quienes presumen de nombrarse como investigadores, lo único que en realidad buscan es la efímera fama y sus minutos de gloria, grabar mucho solo nos servirá para agrandar nuestro ego en programas radiofónicos sensacionalistas o de prensa rosa del misterio.

-El primer dato a tener en cuenta para validar un registro nos lo dará la reputación del investigador, osease su fiabilidad y trayectoria en el mundo de la investigación.

-El famoso “Golpe de Glotis” sonido característico de la voz humana no es un factor determinante, pues en realidad nos será difícil apreciarlo con solo analizar el espectro grama de una voz, se reconoce más cuando esta voz se escucha y hoy en día con los ecualizadores tanto gráficos como paramétricos, es posible hacer “milagros”…

-Ningún sonido de entrada ni de salida, osea antes o después de la inclusión es tampoco factor determinante para garantizar la veracidad de la inclusión, pues existen todo tipo de sonidos que en ocasiones, acompañan, preceden o concluyen durante un registro psicofónico.

-La grabación debe presentarse para su análisis en su totalidad o como mínimo con unos minutos anteriores y posteriores a la grabación, si se escuchan sonidos de voces aunque sean lejanas o murmullos de los participantes, no se podrá dar por bueno un registro, pues es muy habitual que durante una experiencia psicofónica no se guarden ni tan siquiera unas mínimas normas de seguridad y silencio.

-Existen numerosos registros que no son más que paraeidolias auditivas, es decir sonidos residuales, de ambiente o interferencias que recuerdan palabras, no hay que olvidar que el cerebro tiende ha hacer reconocible lo que no lo es, nuestro cerebro funciona por comparaciones y cuando no existen referencias similares en el registro de la memoria es posible que dé una interpretación errónea basada en posibles similitudes.

-La grabación ha de estar controlada en todo momento y una grabación adicional en video ayudará a reconocer sonidos producidos por objetos e incluso murmullos.

-Más de una grabadora durante la experiencia es de gran ayuda, pues lo que en un principio podemos pensar que es un registro, puede aparecer más claro en otra grabadora y darnos cuenta de que no lo es.

-Es imprescindible el uso de grabadoras de calidad, en las cuales exista el mínimo ruido de fondo y con una clara calidad para no dar lugar a errores.

-Cada registro debe adjuntar el escrito correspondiente con las posibles incidencias y la mayor cantidad de datos posibles sobre la experiencia.

-Cuando existe un fuerte viento aumenta el riesgo de errores, pues este puede arrastrar sonidos de los cuales no se percate nuestro oído pero sí sean grabados. Un registro psicofónico con viento es muy probable que no pueda darse por bueno.

-Alguien, elaboró una serie de clasificaciones según la claridad de los registros, así pues la Clase A serían las más inteligibles, las B algo menos y las C las muy poco comprensibles, personalmente no estoy de acuerdo con estas clasificaciones, pues aunque es bien cierto que en ocasiones aparecen sonidos como en formación, solo doy por buenas, aquellas que se entiende su contenido o como mínimo cuando diferentes personas entiendan claramente que se trata de una voz.

-Los Raps, golpes y otros sonidos, son otra variante de posibles psicofonías, las cuales son altamente difíciles de analizar o validar, por lo que tan solo estudio estos sonidos si son captados por mí o vienen de personas con una reputación y experiencia demostrable y fuera de toda duda.

-Cualquier registro del cual se tenga la menor duda, ha de ser rechazado al momento.

-Es aconsejable e incluso recomendable a mi juicio dejar escuchar el registro psicofónico a personas alienas al misterio, su reacción en ocasiones es sorprendente.

-La experiencia es sin duda un grado y aunque no sea lo más científico ni ortodoxo, el mejor análisis nos lo dará nuestra propia intuición basada en nuestra experiencia, y en la gran mayoría de los casos, con tan solo escuchar una psicofonía, esta se puede interpretar.

Share

Share

Related posts

2 thoughts on “¿Es una psicofonía?

  1. Eulalia Ferreira

    Interesante articulo, es un tema que me apasiona, me gustaria saber donde se consiguen estos apareatos y como se llaman, gracias

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Compartir Desde que por primera vez una voz se inmiscuyera en mí compacta grabadora de casete, desde tiempos pasados hasta hoy, muchas voces identificadas como psicofonías, captan mí atención y son motivo de estudio. No s……

Leave a Comment

cuatro × 4 =