El Viejo Hospital “Padre Cabrera”, por Beatriz y Lala Ferreira

El Viejo Hospital “Padre Cabrera”, por Beatriz y Lala Ferreira
Share

El grupo del “Circulo de Miedo” en su afán de recolectar historias de aparecidos y cuentos de caminos, se acercó al Viejo Hospital Padre Cabrera. No fue receptiva nuestra visita, de hecho nos permitieron tomar muy pocas fotos, y nos negaron nuestra acostumbrada inspección, el mutismo de los empleados era total y nadie quería o conocía el pasado del edificio y mucho menos querían tocar el tema de la fenomenología fantasmal, hasta que conseguimos a un jubilado de quien recolectamos varias historias y anécdotas mientras visitábamos las instalaciones y sus alrededores.

Antigua entrada del Hospital

Sin título67777El Hospital “Padre Cabrera” fue fundado el 21 de Junio en el año 1919, denominado (Fundación del Hospital Anti-tuberculoso de Los Teques). Esta localización fue en antaño dirigida por monjas de la caridad, antigua sede de Las Agustinas, por sus pasillos caminó la beata María San José, quien tenía un asilo para ayudar a los indigentes, y después de un tiempo, el Padre Cabrera se hizo cargo fundando un hospital que fue destinado a recluir a los enfermos de tuberculosis, y luego recoger a los indigentes y enfermos de sida que nadie quería atender en los hospitales por temor al contagio ya que para aquel entonces era un tema muy escabroso.

Con el tiempo lamentablemente el edificio cayó en abandono tras la sugerencia de una remodelación que nunca se hizo y fueron evacuados todos los pacientes, fue así como cerraron sus puertas para siempre, y comenzaron a saquearlo decayendo cada día más, siendo albergue de malvivientes de turno y drogadictos. Pasaron cinco años en los que quedó en completo abandono hasta que a partir de la década del 2000 el edificio fue rescatado pasando a formar parte de la Sede de Salud. No volvió a ser dirigido por religiosas, y los primeros en percatarse de que algo raro pasaba en el lugar fueron los vigilantes quienes comentaban los diferentes episodios que iban viviendo. La situación llegó a tal punto que por razones de seguridad se prohibió cualquier referencia del tema, aunque los sucesos seguían de forma inevitable dejando una secuela de espantos.

xxPasillo del viejo edificio

Entramos en lo que fue la antigua capilla, captando en el momento buena energía, sin embargo se percibía un olor muy extraño que no logramos identificar, a medida que avanzábamos nos faltaba el aire y sentimos muchas sensaciones: dolor, sufrimiento, angustia, escalofríos, ganas de llorar. Percibimos rezos salmodiados e imágenes de monjas, algunas corriendo por todo el lugar atendiendo a los pacientes, todos sentimos las anomalías en la atmosfera que estaba muy fría y que extrañamente mientras hacíamos las fotografías las baterías de la cámara se descargaron, percibiendo celajes blancos en un lejano pasillo.

ssssLugar donde estuvo la Capilla

Un testigo nos narra que al entrar en las instalaciones todo estaba sucio, lleno de pulgas y palomas que se habían metido por todos lados arruinando el cielo raso que se convirtió en sus nidos. El lugar era tenebroso, todo destruido por la perpetración de los hechos vandálicos y satánicos dejando evidencias en sus paredes con símbolos y emblemas diabólicos, cuando fue profanado el lugar sagrado fueron cercenadas y destruidas las imágenes, otras tantas robadas convirtiéndose en un lugar de encuentro de espíritus que lo llenó de energías negras. La capilla quedó desconsagrada automáticamente generando distintas anomalías en el ambiente con una atmosfera muy cargada ya que no solo fue saqueada, sino que sus imágenes fueron irrespetadas, sin embargo milagrosamente quedó intacta una estatua del Nazareno que tan solo estaba sucia y llena de excremento de aves y murciélagos, eso nos llamó poderosamente la atención, pues, ¿cuál sería la causa del por qué esta imagen no sufrió el mismo destino que las otras?. Solo podemos decirles que quién la encontró es devota de esta imagen por lo que allí instaló su oficina, que es hoy por hoy el archivo general de la División de Salud, dejándola en la capilla y dándole el respeto que se merece alumbrándola y colocándole flores junto a peticiones.

eeeImagen del Nazareno

Según las versiones hay varias apariciones en el lugar, ya sea por la ubicación del emplazamiento, su pasado, o su abandono se ha percibido durante varios años actividad paranormal, extraños sonidos, susurros, lamentos que parecen sucederse en el alegórico edificio situado en la antigua calle de la avenida Víctor Baptista de Los Teques, Estado Miranda.

Entre las espectrales apariciones está la de un hombre ensombrerado que camina por el lugar y luego desaparece por los oscuros pasillos. También hablan de  una enigmática mujer, vestida de gris, que se  aparece y desaparece de repente causando angustia a quien la ve.

bbbbbImagen recuperada

Al mismo tiempo que recorríamos todo, anotábamos las leyendas y cuentos del lugar que nos contaba el señor Justo,antiguo vigilante de 76 años nacido el 14 de abril de 1936, cumplió 30 años de servicio, alto, delgado y moreno, cuyo rostro delataba gran sabiduría, diciéndonos que el lugar antiguamente era una hacienda de café, y los dueños le regalaron aquellas tierras a las monjas que hicieron un hospital, luego se fundó el Padre Cabrera, donde trabajaron varios doctores de renombre.

En la parte de atrás nos mostró una gigantesca ceiba, notamos que olía a carne pútrida y sentíamos muchos escalofríos, informándonos que era el lugar donde habían más aparecidos porque en antaño un español enterró un dinero, después que el señor murió la gente rondaba la hacienda buscando el dinero, y para aquel entonces al desenterrarlo lo que encontraron fue un cerdo con los ojos encendidos. En otra oportunidad otros buscadores de tesoros, lo encontraron, pero éste se hundió en la tierra y desapareció ante sus propios ojos, recalcando que dicho tesoro solo sería del que el ánima escogiera. Algunos vigilantes también han visto una luz, pero nos señalaba que el dinero de entierro no es para todo el mundo, debido a que antiguamente todo era con oraciones especiales; los entierros, los velorios, el curar, por lo que para cada mal había una oración especial, incluso para enterrar dinero.

nnnnnAnomalía en la antigua Sacristía

Nos relató que habían muchos gatos por el abandono del lugar, por lo que trajo un perro para espantarlos, pero que luego se congregaron unos perros vagabundos, les daba comida y se habían acostumbrado a él. Una noche haciendo la guardia, los perros estaban muy alborotados y no querían estar afuera, colocó una colchoneta en el piso y se acostaron a su alrededor, a las 12 en punto se despertó y no vio a ninguno, eso no era normal, entonces fue hacer la ronda y al llamar a los perros no encontró a ninguno, ¿se fueron?, ¿desaparecieron?, ¿se los llevaron?, ¿o simplemente vieron algo que los asustó?, no lo pudo precisar, solo que regresaron a la mañana siguiente.

Siempre con sus cuentos de aparecidos nos refirió el más espeluznante de todos, el testimonio de uno de los vigilantes que no creía en la aparición de una monja que se paseaba por los pasillos del antiguo hospital Padre Cabrera, pues a partir de ciertas horas de la noche comenzaban a escucharse los estertores agonizantes de los moribundos que padecían en las literas de las habitaciones del viejo hospital, se asegura que esto es señal de que comenzaba abrirse el umbral del más allá para dar paso a la fantasmal enfermera que en un ciclo recurrente vaga por los pasillos atendiendo a sus pacientes. Se burló de la anécdota, y una noche haciendo guardia desafió la aparición, diciendo que si la veía le brindaría un trago, uno de los vigilantes más viejos le dijo que respetara pues era una monja enfermera al servicio del Señor. Y fue así como burlándose de la superstición de su viejo compañero, a eso de la media noche vio algo al final de una larga escalera proyectado en la cámara de video que desembocaba en un estrecho pasillo, era una monja con vestimenta de época desplazándose lentamente, la cual al hacer contacto visual con el incrédulo le hizo señas con la mano que se acercara, parecía desdibujarse de las rodillas para abajo haciéndola flotar en la oscuridad. La víctima de la aparición ante la incertidumbre se acercó y quedó petrificado del espanto ante la presencia que se desvaneció, presa del pánico dio un terrible grito de espanto que alertó a todos, perdió el conocimiento y cayó desplomado al piso. Sus compañeros al asomarse al pasillo pudieron comprobar como allí no había nadie, sino solo su amigo tendido, a tal acontecimiento lo llevaron a la sala de emergencias del hospital donde el médico aseguró que su estado era muy delicado y que acababa de sufrir un infarto. Dato curioso es que este hecho quedó registrado en las cámaras de seguridad pero lamentablemente no tenía permitido mostrárnoslo.

bbbbSea como fuere, lo cierto es que en la zona ha quedado gravada esta aparición y los pocos que aseguran haberla visto, señalan que no se le ve el rostro y que espanta sólo a aquellos que cometen la osadía de retarla. No obstante, son muchos los que han visto el espanto, pero pocos los que lo cuentan por temor a ser objeto de burla, otros ya no están físicamente, sin embargo los vigilantes continúan sus rondas nocturnas en las instalaciones, esperando temerosos con incertidumbre que algún día se les aparezca la espectral imagen de la monja.

Share

Share

Related posts

2 thoughts on “El Viejo Hospital “Padre Cabrera”, por Beatriz y Lala Ferreira

  1. EULALIA FERREIRA GONCALVEZ

    Gracias amigo Keiver, la idea es contar nuestros cuentos locales y que a traves de la red lleguen a todos los lugares, gracias a esta fabulosa página Hablemos de Misterio.

  2. KEIVER

    SE PUEDE OBSERVAR UNA CARA POR EL CRISTAL DE ESA VENTANA POR LA FORMA DE ARRIBA TIENE UN HÁBITO DE MOJA PROBABLEMENTE DE AGUSTINA RECOLETA EXACTAMENTE CONGREGACIÓN RELIGIOSA QUE ERA LAS QUE ATEDIAN ESE ANTIGUO HOSPITAL YA QUE HAY TRAS TIOS DE CONGRAGACIONES AGUSTINAS. LAS FELICITO MUY BUEN TRABAJO.

Leave a Comment

Diez + diecinueve =