El poder de los amarres del amor

¿Existe la magia?  ¿Creía el hombre primitivo en la magia? ¿Cómo ha evolucionado la magia hasta nuestros días?  ¿Qué es un amarre de amor? En el siguiente artículo vamos a retroceder en el tiempo para entender en si mismo el orígen de estos términos y su evolución hasta nuestros días. El poder de los amarres del amor, desde la antigüedad hasta nuestros días…

¿Existe la magia?

índice,,
La magia ha convivido con el hombre desde tiempos primitivos

¿Existe la magia? Rotundamente sí. La magia es inherente al ser humano y ha convivido desde siempre conjuntamente con el origen del mismo hombre. Los primeros humanos ávidos de respuestas tenían fe ciega en la magia, pues ésta era la respuesta primigenia a sus preguntas; para ellos  era algo natural, algo que regía por entero sus vidas. El hombre primitivo creía  que existía un poder único y verdadero  que conectaba su mundo con  el poder de la naturaleza y  el poder de los espíritus. Los hechizos, los rituales, los  fetiches formaban parte de su día a día y les conectaban con sus dioses.
Como anécdota se sabe, por ejemplo,  que los hombres primitivos ya realizaban ritos y cultos ancestrales para lograr más caza, para  propiciar la fecundidad, etc. Tal eran sus creencias que incluso se sabe que enterraban sus excreciones corporales, no por higiene, sino por temor a que un enemigo pudiera posesionarse de ellas y así hacer  con sus restos algún  tipo de sortilegio en su contra. Toda precaución era poca en esta ancestral creencia en  el poder de la magia.

“Desde siempre la magia  ha estado vinculada a poderes y  hechos extraordinarios, mecanismos a través de los cuales el primer hombre entendía el mundo y lo que le rodeaba”

imagesw
Las sacerdotisasde la Grecia clásica eran consultadas habitualmente por la sociedad griega.

Desde siempre la magia  ha estado vinculada a poderes y  hechos extraordinarios, mecanismos a través de los cuales el primer hombre entendía el mundo y lo que le rodeaba. Los primeros magos, magas, sacerdotes y sacerdotisas eran personas sabias que tras ensayo y error conocían mil y un remedios para calmar, sanar o aliviar enfermedades. Su vastísimo conocimiento sobre el poder curativo de las plantas hizo que funcionaran  en semejante manera como más tarde  lo fueron los  primeros boticarios, predecesores de nuestros actuales médicos y farmacias. Ese ancestral poder sanador se trasladó a otros ámbitos y así, en la Grecia clásica, las veneradas y temidas sacerdotisas  eran capaces  de propiciar buenas cosechas, eran capaces de hacer ganar una guerra, o eran las responsables de conseguir el amor de aquella deseada doncella, o eso es lo que se creía.

“La magia como creencia ancestral, es la génesis de nuestros conocimientos actuales”

La magia como creencia ancestral, es la génesis de nuestros conocimientos actuales. La creencia en la astrología llevó al desarrollo de la astronomía; la creencia en la piedra filosofal llevó al conocimiento de los metales, mientras que la creencia en los números mágicos fundó la ciencia de las matemáticas, conocimientos que aunados han hecho posible el nacimiento de nuestra ciencia actual.

Amor y magia en la antigüedad
Y si bien la magia era el canal para conseguir aquello que se deseaba ¿cómo no iba a utilizarse la magia para conseguir el  preciado amor? La magia del amor ha estado presente desde tiempos prehistóricos. El hombre primigenio confió plenamente  en las artes mágicas para  conseguir pareja y para lograr fecundidad por ello  se sabe que adoraban a las diosas de la fertilidad y portaban consigo mil y un amuletos confeccionados con  elementos de poder, tales  como colgantes confeccionados con  dientes de animales, huesos humanos, o semillas de plantas etc.

La Venus de Willendorf es la primera diosa de la fecundidad conocida de la historia
La Venus de Willendorf es la primera diosa de la fecundidad conocida de la historia

“El hombre primigenio confió plenamente  en las artes mágicas para  conseguir pareja y para lograr fecundidad”

Las Diosas de la Fecundidad, representaban en la antigüedad la belleza, la maternidad y  la sexualidad en todas sus manifestaciones. La Venus de Willendorf es la primera diosa de la fecundidad conocida de la historia, datada en pleno Neolítico entre 30.000 y 25.000 años a.C.

Ištar o Ishtar era la diosa babilónica del amor y la guerra

El amor y la conquista del amor y su representación  ha estado siempre presente en todas las civilizaciones.  La  Diosa Ishtar (así nombrada por los Asirios)  en el III Milenio a.C. es   “la Diosa del amor” llamándose Astarté en Fenicia, Hathor en Egipto, Afrodita en la Grecia Clásica o bien Venus para los romanos.

300px-Comedia_de_Calisto_y_Melibea,_Burgos,Fadrique_Alemán,_1499_fol_1r
“La Celestina” de Fernando de Rojas describe perfectamente la vida de una bruja medieval.

La magia como comunicación con lo invisible estuvo multipresente en el mundo y la mitología  clásica. En  Grecia  dicha conexión  formó parte de su indiosincrasia y  no había gesta que no se consultara con el famoso Horáculo de Delfos, tratando de buscar una respuesta a un hecho venidero por parte de los dioses.

Tras el paso de las viejas deidades clásicas, con la época medieval  resurge como nunca el poder de la magia y de allí  nos ha legado un importante número de manuscritos y grimorios repletos de prácticas mágicas, recetas, hechizos, saberes esotéricos y rituales.

“La Iglesia Católica, gran enemiga acérrima  de la magia”
La Iglesia Católica, gran enemiga acérrima  de la magia, arremetió duramente contra ésta, pues rivalizaba con ella en cuanto a fieles se refería. La iglesia católica no quiso perder en ningún momento su hegemonía y   trató de luchar contra todo lo que significaba  “magia” con todas sus armas. Toda actividad brujeril fue duramente preseguida durante la Baja Edad Media y la Era Moderna y se sabe que unas 500.000 perecieron ejecutadas, torturadas y quemadas. Además, para consolidar más si cabe su odio visceral  a la magia, la tachó de demoníaca, surgiendo así hasta nuestros días el sentido peyorativo actual  del término “bruja”.

La vieja hechicera de “La Celestina” de la  novela de Fernando de Rojas de época medieval ilustra perfectamente  a la  mujer bruja de antaño.  En dicha novela el protagonista, Calisto, perdidamente enamorado de la joven Melibea, que le niega su amor, va a consultar a la hechicera Celestina para conseguir los  favores de la joven a través de las artes mágicas de Celestina. En dicha novela se dibuja a Celestina como a  una mujer sabia, gran conocedora de las hierbas, con gran dialéctica y  gran sabedora  pócimas mágicas, que vivía aislada y escondida de la sociedad, pero que todos visitaban por su gran humanidad y sabiduría. Un arquetipo muy alejado de la bruja endemoniada que la iglesia nos ha hecho creer.

De  hecho es curioso señalar que ninguna de las grandes religiones acepta las practicas de la magia, si bien reconocen abiertamente que existe.

Rituales de amor hoy en día

índiceio
El interés por cuestiones sentimentales no ha cesado en ningún tiempo de interesar al ser humano desde tiempos inmemoriales

Actualmente la magia ha evolucionado mucho desde los antigüos tratados medievales y hoy en día en su práctica se funden innumerables creencias católicas y otras no católicas, con ritos ancestrales, paganos y otros heradados, logrando una rica mezcolanza de culturas donde la religión afro-cubana y brasileña tienen mucho que decir.

“Los rituales de amor son los ritos más demandados”

Los rituales de amor junto con los que propician el bienestar económico  son sin duda, los ritos más demandados. Miles son las personas en el mundo que se acercan a la magia para conseguir el mismo própósito que nuestro antes mencionado Calisto,  hacerse con el amor del amado.  De hecho el interés por cuestiones sentimentales no ha cesado en ningún tiempo de interesar al ser humano desde tiempos inmemoriales y cada consultante se hace las mismas preguntas desde hace milenios: ¿Conseguiré el amor?   ¿Ella/el me quiere? ¿Cómo hago para que ella/el me quiera?

Actualmente los rituales de amor son de lo más variado. La mayoría de ellos suele servirse de una oración o conjuro que se dirigiría hacia el Santo o Santa/ Espíritu o Deidad pertinente junto con la invocación de una vela o varias velas. Tratandose de temas sentimentales, se trabajaría con el color rojo representativo del amor carnal y pasional, todo un símbolo cargado de poder mágico y esotérico. Alguna pieza de ropa, fotografía u objeto formaría parte también de este ritual.

Por poner un ejemplo, uno de los rituales de amor más utilizados hoy en día  son  los Amarres de Amor, una práctica que provendría en su origen de la santería cubana y que con variantes vendría hasta la actualidad. (La santeria es una creencia religiosa surgida de un sincretismo de elementos europeos y africanos).

En muchos establecimientos esotéricos se puede encontrar una figura de cera compuesta de dos amantes abrazados, instrumento que se utiliza para elaborar el Amarre .
En muchos establecimientos esotéricos se puede encontrar una figura de cera compuesta de dos amantes abrazados, instrumento que se utiliza para elaborar el Amarre .

¿Pero qué son los Amarres de Amor ? Un amarre consiste en  un ritual de brujería que tiene como objetivo unir sentimentalmente a dos personas al margen de la voluntad de uno de ellos e incluso en contra de ésta. Es requisito indispensable que exista un vinculo entre ambos tales como: relacion de pareja, ex-pareja,amistad, compañerismo o allegados al entorno personal, no funcionan entre 2 desconocidos. Este conjuro puede emplear velas, humo, pelos o inclusive algunas prendas de la persona que se desea recuperar. Algunos brujos incluso recomiendan agregar fluidos corporales propios de quien realizó el amarre de pareja (sangre, saliva, sudor, lagrimas y hasta orina) para potenciar sus efectos. Según explican expertos en este tipo de ritual mágico al poco tiempo de haberse realizado un amarre aparecen los primeros síntomas. Las victimas de los amarres de amor, por ejemplo, sienten una atracción repentina hacia la  otra persona designada en el Amarre. No es extraño que aparezcan además dolores de cabeza y cambios de humor muy drásticos y sin motivo aparente. Es posible realizar el mismo empleando magia negra o magia blanca.  Existe mucha polémica acerca de la idoneidad de este ritual, sin embargo dicho ritual es uno de los más conocidos y usados actualmente para conseguir el amor.

“Desde nuestros antepasados, desde los Clásicos provenientes de  Grecia y Roma, pasando por Asirios, persas, chinos y egipcios … la magia ha formado parte  de  la evolución del ser humano, conjugando con habilidad las ansias de saber y conocer… Quien quiera conocer, que conozca”

Share

Related posts

Leave a Comment

19 − Nueve =