El origen del juego

Share

imagesDesde el principio de los tiempos el hombre  ha practicado el arte de juego. El juego funciona como un mecanismo fácil, divertido y ameno que viene ligado al propio aprendizaje, y funciona como vínculo con el llamado espíritu de supervivencia. De hecho a través del ameno juego infantil, el niño o la niña ensayan y practican los que serán sus roles en un futuro, al mismo tiempo que utilizan el juego para descubrir con curiosidad el mundo que les rodea. Pero no solo los humanos juegan, también lo hacen la mayoría de animales ¿Quién no ha esbozado una sonrisa viendo a un pequeño cachorro de perro o gato jugar? Ellos también utilizan el juego como parte de su entrenamiento para saber realizar tareas tan básicas como indispensables para su supervivencia como saber como cazar, saber como defenderse o incluso saber como actuar ante los diferentes peligros que les pueden acontecer en su vida futura.

El juego no solo se limita a la niñez del ser humano, el adulto juega y ha jugado desde el principio de su evolución como individuo que vive en sociedad. En las remotas civilizaciones romanas o griegas ya hay constatación de que el hombre jugaba apostando caballos y otros objetos de valor. Los antiguos egipcios competían entre sí a través de juegos relacionados con saltos. Incluso se sabe que la civilización egipcia ya entonces jugaba con pelota. Y si nos remontamos en el tiempo, más allà del año 2300 a.C ya en la remota China se jugaba con apuestas.

images.,,
Juego Real de Ur, el juego más antiguo del mundo.

El juego más antiguo del mundo del que se tiene constancia data de hace más de 4.500 años. Se llama Juego Real de Ur y es originario de la antigua Mesopotamia. Se trata de un tablero en forma de H invertida y con 20 casillas con símbolos dibujados en su interior. Aunque las reglas del juego se perdieron en el tiempo, se cree que ganaba aquel que colocaba primero sus fichas en la meta. El juego de Ur se conserva hoy en el Museo Británico. A partir de este curioso juego pudieron surgir otros  juegos más modernos como el moderno Backgammon.

El casino que nos ha llegado a nuestros días, por ejemplo, es el heredero directo de aquellos juegos que nuestros antepasados han jugado durante todos nuestros siglos de evolución como especie. Las apuestas con caballos y los juegos de cartas como el  poker (para ver el ejemplo sigue el enlace) son la reminiscencia directa de aquellos juegos que nuestros antepasados jugaban con gran deleite. Y no es menos cierto que el ser humano ya por aquel entonces ansiaba con ganar, y si se perdía lo jugado, con más ahínco se quería recuperar lo apostado, pues en esto consistía la esencia del juego con apuestas.

El juego proporciona entretenimiento, es ideal para todas aquellas personas que conviven con el estrés y es el mecanismo ideal para superar estados de desanimo y depresión. Jugar es, de hecho, una actividad inherente al ser humano, capaz de activar nuestro cerebro proporcionando entre otros beneficios agilidad mental. Este hecho es bien conocido y usado por los docentes que saben que si se “juega” mientras se aprende, se favorece el aprendizaje hasta el punto que este se acelera subtancialmente la adquisición de nuevos conocimientos.

Jugar no pasa de moda. Y siempre hay un juego para cada edad, para cada época y para cada sociedad. Si los niños de principios de siglo jugaban con muñecas o coches en miniatura o con una simple comba o pelota. Los niños de hoy, aliados con las nuevas tecnologías, son capaces de jugar a juegos imposibles a través de modernos teléfonos móviles, tablets u ordenadores, entre otros dispositivos tecnológicos. Los adultos de hoy en día también gustan de jugar a juegos vinculados con las nuevas instrumentos que pone a nuestro alcance las nuevas tecnologías. Sin embargo ganan aceptación y seguimiento los juegos relacionados con los deportes como son el famosísimo fútbol, el basket, el tenis y otros tantos deportes que son capaces de mover a ingentes masas de fans en todo el mundo. La rivalidad, las ganas de de superación, el sentimiento de equipo y el  poder identificarse con el campeón son motivaciones que mueven al adulto de hoy en día. Pero no solo estas motivaciones juegan un papel importante  hoy en día en el juego moderno; otros deseos como el deseo de sentirse ganador, el deseo de cambiar de vida o el deseo de ser rico y el deseo de no tener problemas económicos son puntales importantes que llevan a que miles y miles de pesonas en todo el mundo jueguen y apuesten. En este sentido los juegos de azar como la lotería o las quinielas ganan seguidores diariamente, al igual que otros establecimientos dedicados al uso y disfrute del juego como es el casino, que  ganan miles  adeptos atraíados por la magia y el embrujo del juego,  un atrayente entretenimiento  donde probar suerte y en donde unas veces se pierde y otras se gana. Pues ya lo dicen muchos, “en el juego,  todo es cuestión de suerte”.

Share

Share

Related posts

One thought on “El origen del juego

  1. Eulalia Ferreira

    Me ha encantado el articulo, no conocía ese juego, pensaba que el juego mas antiguo era el ajedréz, muy interesante todo lo que se relaciona con esta palabra “juego”. Hace un tiempo cuando viajé siendo adicta a los juegos de mesa, me traje uno llamado Mancala, y se trata o se relaciona con la siembra, el tablero tiene varios hoyos y en ellos se colocan unas piedritas que son las semillas, entonces cada vez que pasas por tu mancala, el hoyo mas grande, vas dejando una, no así con la del contrario, al final gana quien tenga mas semillas, es muy relajante y de reglas muy simples.

Leave a Comment

7 + 20 =