El Hombre del sombrero, por Lala y Beatriz Ferreira

Share

LALA Y BEATRIZEs un mito muy difundido en diversas culturas, donde muchos afirman haber visto seres sombríos acechando en la oscuridad, estas sombras vienen del mas allá y deambulan en busca de almas para alimentarse de su energía, por lo que a veces se les conoce como “los seres sombras” o “entidades oscuras” debido a que son sombras indefinibles y de formas variadas, incluso toman forma humana o de tenebrosos animales.

No obstante uno de los más temidos es la presencia del “Hombre del Sombrero” o “El Hombre Ensombrerado” cuya tenebrosa silueta lleva en alg11unas ocasiones una capa larga, sombrero de copa y bastón, pero a diferencia de los seres sombra aparece no solo a horas nocturnas sino también en horas vespertinas, emergiendo de una niebla oscura.
Es un espectro antiguo rodeado de leyendas y mitos, no solo coloniales, sino urbanos y muchos son los que cuentan hechos paranormales con este espectro; bien sea que ven su sombra proyectarse en extraños ángulos, tanto en paredes como en calles solitarias, puede penetrar en las casas, aparecer en los sueños, y al despertar continuar escuchando su macabra risa.

44Son diversas las víctimas que a través de los años han tenido más de un encuentro con las apariciones de “El hombre del Sombrero”, el propósito de esta entidad es intimidar, incomodar y aterrar, quienes ven esta presencia sombría se sienten amenazados pues sin poder observar sus facciones sienten que los mira fijamente.
El grupo del “Circulo de Miedo” decidió investigar el mito muy difundido en Venezuela, de 55cuyo espectro a través de las décadas siempre se habla de este personaje ensombrerado, suele aparecer en casas solariegas, coloniales, lugares en ruinas, donde se perpetua su presencia cifrando una incógnita su aparición; ¿es un visitante?, ¿es el fantasma de algún pariente?, ¿un forastero o un ser oscuro del más allá?, no se sabe, muchos concluyen que es tan solo un vigilante que viene a recorrer sus caminos como en antaño y continua viviendo perpetuando su sombra o esencia.

77Este es el caso de la Casa Marturet, una de las pocas edificaciones antiguas que quedan en la ciudad de Los Teques, de hace mas de cien años, donada por esta familia convirtiéndose en Casa Cuna, fundada por la señora Consuelo Marturet, donde se atendía y protegía a niños menores de 7 años de escasos recursos, la cual contaba con el apoyo de la comunidad.

Las maestras nos aseguraron sentir una presencia vigilante y de haber visto en varias ocasiones una imagen proyectarse en los antiguos pasillos, cuya sombra refleja un hombre ensombrerado, que deambula quizás para robar la energía de los niños.

22Dicen que puede deberse a que en antaño la casa tenía un cuidador o portero, quien cuando era época de lluvia muy copiosa vestía su capa y sombrero recorriendo la propiedad para asegurarse que todo estuviera en orden, quizás esta tenebrosa sombra pertenece al vigilante debido a que murió de avanzada edad en ese lugar y fueron muchos los que lo vieron continuar haciendo su faena de ronda, a pesar de estar muerto aún vigila desde los balco66nes y azotea, bajando a toda prisa las escaleras de caracol para ver si hay algún intruso merodeando por allí.

Igualmente en varias partes de la ciudad de Los Teques se ha visto la aparición fantasmal del ensombrerado, que en ocasiones surge entre la niebla espesa como un hombre de aspecto aterrador caminando por las calles con un sombrero de copa, cuyo rostro indefinible se ampara a las sombras.

Lala Beatriz Ferreira (Circulo de Miedo)

Share

Share

Related posts

2 thoughts on “El Hombre del sombrero, por Lala y Beatriz Ferreira

  1. Maria De Fatima Roddriguez

    Gracias profesor, no tenemos referencias de alguna fotografía que haya captado a tal espectro, solo recuerdos de viejas maestras y vigilantes del lugar.

  2. Josep Salvans

    Sería de mucho interes el saber si tiene algún parecido con dicho vigilante, ya que si no es así deberíamos pensar en un ser del bajo astral y entonces si que tendrian un problema. Gracias por el reportaje.

Leave a Comment

18 + 3 =