Cómo saber si un testimonio miente. Fotos y videos trucados, por Teresa Porqueras

dedo_5Si os gusta el misterio bien seguro habéis escuchado historias realmente extraordinarias. ¿Cómo saber si son verdad o mentira? ¿Nos están tomando el pelo? En el siguiente artículo intentamos dar unas nociones básicas para saber si un testigo miente o no y damos también algunas consideraciones para saber si una instantánea  está trucada o no.

La fiabilidad del testimonio

Son muchos los testimonios en el mundo que defienden con vehemencia  haber visto visiones increíbles, extrañísimos objetos de procedencia desconocida procedentes de quién sabe qué universo. Los múltiples historias cuentan que han visto  desde los clásicos ovnis, hasta  fantasmas  e incluso  alienígenas.  ¿Son reales estas visiones? ¿Nos las podemos creer? Ante estas preguntas  solo nos cabe, a priori,  confiar en el testimonio veraz de la persona. Sin embargo es vital tener claros ciertos parámetros. En primer lugar, para saber si un testimonio es realmente veraz, su argumentación deberá respaldarse en base a su honestidad y lucidez mental. Es de perogrullo y claro está que jamás deberíamos confiar en testimonios de personas que gustan de mentir o personas  dadas a contar desde siempre historias imaginarias que rozan más la locura que lo racional. Por ello, es importantísimo cotejar la fiabilidad del testimonio realizando un primer análisis sobre la personalidad con la que tratamos. ¿Quién es? ¿Cuáles son sus gustos? ¿Cuáles son sus costumbres? ¿Cuáles son sus manías  y creencias? Estas preguntas nos orientaran sobre la personalidad de la persona que tenemos delante y así nos aseguraremos que  el testimonio en cuestión es serio, riguroso y goza de total credibilidad.
Saber si un testimonio miente o no puede ser muy sencillo. Los ojos se mueven cuando pensamos, lo hacen de forma involuntaria o casi involuntaria, así que la dirección de nuestra mirada coincide, en la mayoría de los casos, con la actividad cerebral que se lleve a cabo en ese momento.  Un análisis concienzudo de la mirada de nuestro testigo nos puede aportar más datos de los que creemos.

images
Los ojos pueden manifestar que se está mintiendo

Por ejemplo:
Los Ojos para arriba a la derecha. Este tipo de mirada corresponde a la mirada visual. Quién esté mirando hacia arriba a la derecha (arriba a la izquierda en primera persona) está intentando visualizar la imagen guardada en su memoria “la recuerda”. Ante la pregunta “¿De qué color era aquel objeto en el cielo?”. Para recordarlo debería mirar hacia arriba a la derecha.

Ojos para arriba a la izquierda. Cuando ves a alguien que mueva rápidamente los ojos para arriba a la izquierda (arriba a la derecha en primera persona) se trata de lo que se conoce como visión constructiva. La construcción de imágenes en su cabeza. Una persona que mira arriba a la izquierda está usando su imaginación para poner una imagen en su mente.

Ojos a la derecha. Mirar a la derecha, memoria auditiva, (izquierda en primera persona) significa que estamos recordando o “buscando” los sonidos en nuestra memoria. Pedirle a alguien que recuerde  por ejemplo que es lo que comió ayer lo impulsará a llevar sus ojos hacia la derecha.

Ojos a la Izquierda. Las personas suelen construir sonidos en su mente cuando miran a la izquierda (derecha en primera persona), también en este caso es memoria auditiva. Cuando alguien se imagina nuevos sonidos, o por ejemplo intenta crear una nueva canción, o crear una voz rara, su mirada se inclina hacia la izquierda.

Ojos para abajo y a la derecha. Una persona que mira para abajo y a la derecha está teniendo un dialogo interno en su cabeza. Posiblemente cuando se hablan con uno mismos, recordando una conversación o pensando que se va a decir. Si pedimos a alguien que recuerde como fue exactamente su conversación con X persona, puede que dirija su mirada hacia abajo a la derecha.

Ojos para abajo y a la izquierda. La persona que mira hacia abajo y a la izquierda está pensando en algo que “moviliza sus sentimientos”. Verla contenta, seguramente esté pensando en algo que le produzca alegría, y el ejemplo puede emplearse al revés, si la ves triste, quizás esté pensando en algo que le cause tristeza, y en este caso también estará mirando hacia abajo a la izquierda. Lo mismo ocurre al intentar recordar olores, sabores o sensaciones, etc.

Ojos para abajo directamente. Una persona mirando hacia abajo demuestra timidez o sumisión, o que directamente esta incomoda. También es signo de que la persona no desea tener una conversación, posiblemente por los mismos sentimientos de timidez. La mirada hacia abajo puede también significar tristeza o vergüenza.

images3
El prolongado contacto visual directo puede significar que la persona está tratando de intimidar y/o que no confía en sus palabras.

Contacto visual. El contacto visual directo a los ojos es señal de que existe un interés o disposición en la conversación. El prolongado contacto visual directo puede significar que la persona está tratando de intimidar y/o que no confía en sus palabras. Breve contacto visual puede indicar falta de atención o interés, pero también es un signo de timidez o inseguridad personal. La total falta de contacto visual muestra gran desinterés en la conversación.

entrevistador
La entrevista es clave para discernir si nos encontramos ante un testigo verosímil o no.

La fiabilidad de un testimonio se pondrá en duda si éste sufre algún tipo de enfermedad mental o si  toma una fuerte medicación, consume alcohol en exceso o si consume substancias  que pudieran fomentar determinados estados alucinatorios que pudieran distorsionar su estado de conciencia.
No obstante, hay otro tema a tener en cuenta y es que muchas veces no se trata de un falso testimonio, un truco o una falsedad. Muchas veces se trata simplemente de una mala interpretación por parte del testimonio que sin pretenderlo añade ornamentos a su testimonio. Por eso, es de vital importancia entrevistar minuciosamente al testimonio intentando discernir que es lo vio objetivamente, sin ningún tipo de adorno, dejando de lado su opinión subjetiva  sobre lo que cree o no cree que es aquello. Para que este último punto quede claro, pongamos un ejemplo:

globo_sonda_tx
En múltiples ocasiones los testigos del fenómeno ovni no interpretan con objetividad lo que están viendo.

En cierta ocasión en la población leridana de Ager se observó una extraña figura brillante, de forma esférica en los cielos, que se movía a pequeños espasmos. La insólita visión alertó a todos los habitantes  del pequeño pueblo que alarmados muchos gritaban:
“¡Los extraterresteres!” “¡Una nave extraterrestre!”
El clima exaltado de los vecinos se calmó cuando un astrónomo a través de un periscopio observó detenidamente el objeto. Se trataba claramente de una sonda meteorológica.

En este caso la descripción objetiva de lo que se veía en los cielos debería ser “una extraña figura brillante, de forma esférica en los cielos, que se movía a pequeños espasmos” que no es lo mismo que afirmar que se ha visto “una nave extraterrestre” o que se ha visto a los “extraterrestres”. La opinión subjetiva de estos habitantes que clamaban exaltados no es por tanto fruto de la falsedad o fruto de la mentira, sino que es el resultado de una mala interpretación alimentada por su imaginación y creatividad. Naturalmente si a estos testigos exaltados  se les sometiera a un polígrafo o a la llamada popularmente “la máquina de la verdad” dicho aparato confirmaría que es todo real, porque el testimonio así lo cree y de ello así está convencido.

Fotos y video, un arma de doble filo

Los foto-montajes están a la orden del día.
Los foto-montajes están a la orden del día.

Hoy en día con toda la tecnología con la que contamos, la toma de instantáneas o video son puntales importantes a la hora de refrendar un testimonio. Sin embargo hemos de tener en cuenta que no es tan difícil manipular las cámaras fotográficas o de video. Actualmente están al alcance del público instrumentos tan conocidos como el  programa Photoshop, a parte de otros programas profesionales   que facilitan y hacen posible a voluntad  increibles  e imposibles efectos especiales, tan reales que hacen que muchas veces dudemos de lo que ven nuestros ojos.

Por ello, antes de dar verosimilitud a un video o foto es crucial realizar un detenido análisis para descartar que se trate de un montaje.
Entre los puntos a tener en cuenta que nos marcan si la foto o video se trata de un montaje prioritariamente  es observar informáticamente si el original ha sido o no manipulado.  Actualmente se puede saber con absoluta rotundidad si un programa ha pasado ciertos filtros y ha sido voluntariamente modificado. Asi mismo deberemos observar a continuación  detalles como su textura y  nitidez, su color y reflejos,  y si éstos se encuentran   bien integrados en el fondo.  Muchas veces al analizar el objeto en cuestión y al hacer un zoom se pueden observar pequeñas imperfecciones que nos pueden delatar si ha existido cierta manipulación.  No debemos pasar por alto el tema de las sombras  y  la incidencia de la luz. Deberemos analizar además si su perspectiva es correcta de acuerdo con lo que se ve en la fotografía o video.

Un aspecto clave para analizar una fotografía o video es tener puntos de referencia que nos den pistas sobre lo fotografiado o grabado. Por ejemplo,  cuando se graban objetos volantes no identificados ( OVNIS) deberan grabarse  teniendo puntos de referencia como árboles, casas, montañas etc. De otro modo, se podría pensar que nos encontramos ante un foto-montaje o video-montaje, pues visualmente no se puede ubicar dicho ovni en el espacio.

Y recordad, si ante nuestro primer análisis dudamos ante la fiabilidad de la foto o el video, un experto nos podrá sacar siempre de dudas.

A continuación os mostramos algunas fotos falsas, montajes que para algunos bien seguro podrían pasar por verdaderos.

 

Share

Related posts

One thought on “Cómo saber si un testimonio miente. Fotos y videos trucados, por Teresa Porqueras

  1. mariajose

    ammm, dudo mucho q esas fotos puedan en ningun momento pasar por verdaderas 🙂 he hecho montajes de risa mas creibles q esto. 🙂

Leave a Comment

16 − Diez =