Asesinatos por orden de “Satán”

Share

Sorprendentemente la realidad supera cualquier película de terror y en poco tiempo la prensa nos sorprende con crímenes atroces en donde  cruentos asesinos  reconocen actuar en nombre del mismísimo demonio. ¿Esquizofrenia? ¿posesión demoníaca? Veámos algunos casos recientes que han saltado a las páginas de los periódicos.

 

El caso de Marcelo

Sin títuloRecientemente saltaba la noticia de un hombre de Girona Marcelo R. que en estos días es juzgado tras haber asesinado a su bebé de apenas un año y medio de edad en nombre de Satán. El crimen ocurrió en noviembre de 2011 y ahora en diciembre de 2013  durante su juicio el asesino reconoce que actuó por mediación del diablo. Según Marcelo R. en su mente recibía constantemente instrucciones del propio Satanás que le obligaban a matar.

Sólo las dos oraciones que rezó tras el asesinato de Melani Andrea R. le impidieron repetir los hechos con su hermana. “Gracias a la oración, mi hija María José está viva”, ha manifestado Marcelo R., de nacionalidad colombiana y casado entonces con la madre de las niñas, una doctora de la que está divorciado.

El procesado ha detallado que, dos meses antes del crimen, ya empezó a sentir la voz de Satán en su mente, pero que nunca se lo explicó a su mujer porque el diablo se lo prohibía. “Cuando Satán entra en tu cuerpo y controla tu voluntad, tú no puedes hacer nada”, ha añadido el presunto asesino, quien ha admitido que consumió alcohol la mañana de los hechos.

El criminal al ser apresado pidió que se le realizase un exorcismo para liberarse de la fuerza demoniaca que le tenía atormentado.

Una vecina de un edificio cercano, que prefirió proteger su identidad, relató que escuchó al supuesto autor del crimen gritar durante diez minutos “cosas del demonio”, y que se asustó al pensar que sucedía algo grave, pero después “se hizo el silencio”.

“Si el mundo lo quiere saber que lo sepa, que yo estuve poseído por Satán”, ha añadido Marcelo R., quien ha manifestado que las voces han desaparecido de su mente desde su entrada en prisión, aunque ha reclamado un exorcismo que lo libere.

El caso del expolicía mexicano

sicario-ve-al-diablo-350x262José Alberto Pérez Aranda, de 36 años, apodado “El Chato” o “El Tino”, ingresó en la carcel después de confesar que colaboró en el secuestro de Alejandro Elías Luna Alvarado, de 17 años de edad. Según ha confesado el ex policía  entregó al joven a un grupo de delincuentes ligados a los Zetas que estaba encabezado por Juan Francisco Zapata Gallegos, apodado “El Billy”. El acusado vió como los criminales empezaron a golpear al chico y en ese momento se retiró y ya no supo más. Fue hasta el siguiente día por la mañana cuando su cómplice, otro ex policía, que era su jefe, le enseñó la portada de un periódico, donde vio a cuatro hombres ejecutados, entre ellos estaba el menor que había entregado. En ese momento, dijo, sintió mucha culpa, comenzó a vomitar y sintió los brazos calientes y no pudo laborar más, según él, por haber entregado a un inocente al grupo de sicarios.

Según José Alberto Pérez Aranda acudió a la autoridad porque en su hija de 8 años de edad, comenzó a ver la cara de un demonio y cree que el diablo ha empezado a poseerla, por lo que pensó que si confesaba el crimen que cometió la menor volvería a estar bien.

 El asesino de la iglesia

“El Sin título456demonio me persigue, le tengo detrás. No tengo trabajo”. Estas son las palabras que recogía la carta que llevaba entre sus ropas Iván Berral Cid, quien fue el protagonista de un tiroteo en la iglesia madrileña Santa María del Pinar en el año 2011, que acabó con la vida de una mujer embarazada y el suicidio del asesino. El asesino de 34 años que estaba en paro, tenía una orden de alejamiento desde junio de una mujer de nacionalidad colombiana y ya había sido denunciado por malos tratos.

Antes de producirse el tiroteo el criminal  pernoctaba en la calle, aún teniendo piso propio,  y por lo visto vivía  atormentado por una terrible voz que decía ser el mismísimo demonio.

“El Monstruo de Colliguay”

mlkhUno de los casos más sonados en este año 2013 que ya se acaba  es sin duda el relacionado con  Ramón Gustavo Castillo Gaete, un chileno de 35 años considerado el mismísimo Lucifer y  una de las personas más  buscadas  en Chile y el Perú. Dicho individuo, líder de una conocida secta satánica. Saltó a las noticias cuando se supo que había lanzado a la hoguera a un bebé de apenas tres días de vida en medio de un rito satánico en Colliguay (Chile), en noviembre del  2012.
La policía siguió la pista al llamado “Monstruo de Colliguay” y éste al sentirse acorralado decidió suicidarse antes que ser detenido. Su cuerpo fue halladoesta pasada primavera  por agentes policiales colgando de una viga en el segundo piso  de una casa abandonada, ubicada a pocos metros de la comisaría y la Plaza Mayor del Cusco.

El satanista de los Angeles

Sin títulowd4Un latino de 21 años que residía en la ciudad de Maywood, al sur de Los Ángeles (California, EE.UU.), fue sentenciado el pasado 17 de julio de este mismo año a cadena perpetua por el asesinato y desmembración de su madre. Durante el juicio, la fiscalía alegó que Moisés Meraz Espinoza era seguidor de una secta satánica y la investigación demostró que el 2 febrero de 2011, después de asfixiar a su madre, la despellejó, le sacó los órganos y la descuartizó.
Alrededor de una semana después del crimen, Meraz Espinoza se presentó en la estación de Policía de Huntington Park, al sur de Los Ángeles, e informó a los oficiales de que había asesinado a su madre y colocado su cuerpo en un congelador. Los investigadores encontraron en el apartamento un libro satánico que incluía un capítulo sobre un sacrificio humano.
Los primeros informes especularon con la hipótesis de que Meraz Espinoza estaba deprimido por la reciente muerte de su novia cuando mató a su madre.
Meraz Espinoza tenía numerosos tatuajes que se basan en imágenes satánicas, tales como cruces invertidas y el número 666 detrás de la oreja derecha. Las autoridades requisaron su copia de una Biblia satánica cerca de la escena del crimen. La fecha se eligió para estrangular y descuartizar a su madre, el 2 de febrero de 2011, un día en el calendario satánico que requiere un ritual con sacrificio humano o animal. “Este crimen no responde al calor de la pasión ni es algo repentino e impulsivo”, dijo el fiscal  “Se hizo con el propósito de la devoción. Es como el último sacrificio”.

Éstos son sólo algunos de los asesinos que dicen actuar en nombre de Satán. Lamentablemente hay muchos más… ¿Qué nos está pasando?

Share

Share

Related posts

3 thoughts on “Asesinatos por orden de “Satán”

  1. Toda la razón Eulalia, así mismo es… Es una gran pena como estas personas caen y luego se lamentan, lo que no saben que nunca mas su vida sera igual y aparte que ya tienen amo, es el mismo diablo.

    Pero ojo que también hay diablos encarnados en la vida, están entre nosotros y tenemos que tener cuidado.

    Saludos.

    Miguel Ángel.

    Blog investigación insólita.

  2. EULALIA FERREIRA GONCALVEZ

    No me sorprenden estas noticias, la verdad es que la droga, el alcolismo, la protituciòn y la desviaciòn sexual son puerta para que el mal penetre en las personas, algo debe conectarlos para que la presencia de satanàs sea el indicador de los hechos, ademas de lo ya mencionado, rituales, practicas y juegos que van, de una manera normal cambiando la paz y estabilidad de las personas que luego no se dan cuenta de lo que han hecho.

  3. Miguel Angel

    Pues esta muy claro que son manipulados para hacer el mal físico, tengo artículos y libros escrito de lo mismo, de personas manipuladas para causar daño ya que el mal en si entre “” no puede en el mundo físico, pero si con el ambiente, energía y material sucio en el ambiente que cae sobre nosotros y ellos nos tratan como si fuéramos marionetas.

    También tengo entendido que algunos vive entre nosotros encarnados también para hacer el mal, como buenos para vigilar para hacer el bien y mantener el orden y el equilibrio, etc.

    Saludos y buen articulo si.

    Miguel Ángel.

    Blog investigación insólita.

Leave a Comment

19 + 5 =